Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

"Con el 'boom' del deporte, la gente se preocupa cada vez más de los pies"

Carlos Martín López, con solo 31 años, este podólogo de la empresa oscense Podoactiva lleva la cantera del Real Zaragoza, el Zaragoza CFFy el Mann Filter, y da clases en la Autónoma de Barcelona.

Martín, en el I Curso internacional de biomecánica aplicada al fútbol.
"Con el 'boom' del deporte, la gente se preocupa cada vez más de los pies"
V. L.

¿En la vida hay que pisar fuerte?

Sí, pero si te duele el pie, hay que valorar una buena plantilla.

Se dedica a la biomecánica. ¿Puede explicarlo en palabras llanas?

Se busca la relación entre la forma de pisar con las lesiones.

¿De pequeño era de los niños que tenía problemas en los pies?

Pues sí y llevé plantillas. Siempre me interesó a nivel general la sanidad y la podología en particular porque permite diagnosticar y tratar en exclusiva el pie.

Durante generaciones y generaciones apenas se le daba importancia a los pies, pero ¿hoy en día se los mima mucho?

En los últimos diez años el cuidado de los pies de niños, mayores y sobre todo con el ‘boom’ del deporte, la podología ha crecido exponencialmente y cada vez más la gente se preocupa de sus pies. El mismo paciente ya relaciona que si le duele la rodilla es porque puede pisar mal cuando antiguamente nadie se preocupaba y menos en invierno, que se ponían el calcetín y el zapato y se olvidaban de ellos aunque les dolieran.

Cómo ha cambiado su profesión.

Muchísimo y la mejor prueba es el I Curso Internacional de Biomecánica y Podología aplicada al fútbol organizado en Huesca por Podoactiva y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Hace diez años relacionábamos al podólogo solo con el típico callo o con una uña que se te clavaba, pero ahora hay proyectos de investigación, empresas privadas que se dedican en exclusiva a la biomecánica, universidades...

Ahora usan la última tecnología, pero ¿sabe curar un callo?

Eso no se olvida. Y es que sobre todo hay que dejar claro que no hay nada que sea menos importante en podología. Un callo también te da mucha información de cómo pisa el paciente.

La fiebre del ‘running’ popular les ha dado mucho trabajo a los podólogos en los últimos años.

Sí, está dando mucha patología. Al principio la gente empezó a correr al tuntún, pero con la madurez del ‘running’ se ha ido casi profesionalizando y los pacientes ya saben qué calzado comprarse, qué calcetines ponerse, controlar la técnica de carrera... Aun así, cuanto más deporte haces, más utilizas la máquina y más posibilidades hay de que se rompa, y todavía más si la pones al límite.

¿Cambia mucho un tratamiento en un deportista de élite?

En nuestro caso intentamos que el mismo tratamiento y la misma tecnología que utilizamos en un deportista de élite, la podamos aplicar al hijo de nuestro vecino.

Usted está especializado en la biomecánica de equipos femeninos de élite. ¿También aquí hay diferencias de sexos en esto?

No cambia la condición de juego, el terreno o el esfuerzo que implica, pero a nivel anatómico tenemos diferencias muy marcadas. La deportista femenina siempre tiene la tendencia al valgo, es decir, a que las rodillas se van más hacia adentro, y suele tener un poco más ancha la cadera. Y luego están los factores hormonales. Todo eso genera una mayor incidencia de lesiones de rodilla y sobre todo de ligamento cruzado.

¿Los padres de niños que juegan a fútbol tienen mucha obsesión con ponerles plantillas para mejorar su rendimiento?

Aparte de hacer estudios biomecánicos, lo importante con la cantera es educarles para evitar lesiones. También valoramos con ellos el tipo de bota porque a veces la eligen por los colores o porque las llevan los ‘tops’ sin tener en cuenta que el futbolista de élite juega en un césped de hierba natural y la cantera en césped artificial.

Hablando también de niños, ¿la torpeza en educación física puede esconder una patología?

Sí. Hay niños que echan las rodillas un poco para adentro y les hace parecer un poco torpones y hasta se caen. Y a diario vienen a la consulta padres a decirte que a su hijo no le gusta el deporte ni divertirse. Y puede ser lógico si él mismo ve que es torpe y que le escogen el último en el partido del recreo. Normalmente es porque algo se lo está impidiendo y si se controla la rodilla y el pie con una plantilla puede mejorar mucho.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión