Despliega el menú
Deportes

Seis semanas para alcanzar un óptimo nivel de forma

El preparador físico del CAI, Isaac López, adquiere mayor protagonismo durante la pretemporada con el objetivo de que la plantilla adquiera una adecuada base física.

El ala-pívot del CAI, Isaac Fotu, realiza un ejercicio en el gimnasio durante esta pretemporada.
Seis semanas para alcanzar un óptimo nivel de forma
Raquel Labodía

La pretemporada es para muchos entrenadores una de las fases más importantes de la temporada en cualquier deporte. Un periodo de más de un mes de preparación, en la que el deportista comienza a adquirir una buena base física que le permita rendir al máximo durante todo el curso. El CAI Zaragoza no es una excepción. Y como tal, el equipo de Andreu Casadevall se encuentra inmerso actualmente en esta fase con el objetivo de afrontar en plenas condiciones el inicio de la competición en la máxima categoría del baloncesto nacional. Un ejercicio con ilusiones renovadas, para la que el equipo aragonés ha firmado un total de cinco incorporaciones.

El encargado de programar el trabajo físico durante estas semanas previas al primer partido del campeonato es el preparador del club, Isaac López. Llegó al conjunto zaragozano en el año 2007, para formar parte del cuerpo técnico del entrenador Curro Segura, y la siguiente campaña asumió el reto de la preparación de la plantilla. El oscense afronta su noveno curso como máximo responsable del apartado físico.

El CAI Zaragoza vive la primera de las seis semanas de entrenamientos que tiene por delante, con el único propósito de llegar al primer partido oficial de la temporada en óptimas condiciones. "De momento empezamos estas primeras semanas con un volumen muy progresivo de trabajo, para en tres semanas comenzar con el grueso de partidos y buscar también las buenas sensaciones en el juego", asegura López. El conjunto aragonés buscará esas vibraciones positivas a partir del 2 de septiembre, con la disputa del primer partido amistoso de la pretemporada contra Movistar Estudiantes.

Pese a que el trabajo de Isaac López adquiere mayor relevancia durante estas primeras jornadas de trabajo, sus funciones se prolongan durante todo el año bajo la supervisión del técnico Andreu Casadevall. La continuidad del catalán respecto al curso pasado facilita la labor del preparador físico. "Sabemos cómo son los equipos de Andreu y cómo juegan. Ya lo pudimos ver el año pasado. Gracias al hecho de contar ya con él la última temporada, y la confianza que tenemos, sabemos qué es lo que quiere y en qué línea tenemos que trabajar", afirma.

A pesar de contar con prácticamente toda la plantilla a disposición del entrenador, no será hasta las últimas fechas de la pretemporada cuando Casadevall tenga a todo su equipo al completo. La ausencia más destacada durante estas primeras fechas es la del alemán Robin Benzing, que se encuentra disputando el Preeuropeo con su selección. "Contamos con el hándicap de que se incorpore prácticamente la última semana de pretemporada. Para entonces queremos estar ya en niveles altos de rendimiento y él vendrá de un torneo importante en el que esperamos que su nivel tanto físico como de juego sea alto. Lo valoraremos cuando llegue, pero su incorporación al grupo será directa y entrenará como el resto", explicó.

El CAI contará este año con una importante nómina de jugadores jóvenes en su plantel, tanto en esta primera fase de preparación como durante el resto del campeonato. "De momento los jóvenes se adaptan perfectamente al grupo, aunque se espera que el grueso de su trabajo llegue a lo largo del año. Cuando arranque la temporada será cuando se cargue al jugador con mayor proyección", concluye el preparador físico del conjunto aragonés.

Etiquetas
Comentarios