Deportes
Suscríbete por 1€

Diego Rico: "Si me tengo que ir, la última palabra la tendré yo"

El lateral burgalés del Real Zaragoza tiene asumido que, hasta el 31 de agosto, su traspaso a otro equipo es una opción abierta por las necesidades del club.

Diego Rico: "Si me tengo que ir, la última palabra la tendré yo"
Diego Rico, en el hotel de concentración de Boltaña.

Cabrera y usted trabajan este verano sin saber a ciencia cierta si el 1 de septiembre seguirán siendo jugadores del Real Zaragoza. ¿Le altera el ánimo esa incertidumbre de una posible venta?

No. Yo estoy tranquilo. Veo que, por lo que se palpa, nuestro caso ha pasado de ser prioridad a estar más cerca de continuar aquí y no ser traspasados. Lo que yo hablé con los dirigentes es que, si durante el verano llegase una oferta buena para el Real Zaragoza y también para mi propio bien, yo tendría que salir para ayudar así a que el club solucionara sus problemas económicos. Y eso lo tengo asumido. No puedo hacer más que entrenar y seguir adelante como siempre. Este es mi sexto año aquí y solo tengo palabras de agradecimiento al Real Zaragoza.

¿Ha vuelto a hablar con el área deportiva por si su situación ha cambiado algo?

No. No. Desde que se me comunicó mi situación, no he tenido ninguna nueva conversación. Lo que sé es lo que me llega desde fuera, lo que leo o escucho. Yo no he tenido ninguna reunión con el club ni Juliá me ha dicho nada nuevo. Así que yo entreno con total normalidad, sin darle más vueltas al asunto.

¿Su agente está en actitud de búsqueda de equipo o ha de ser el Real Zaragoza el que encuentre esa oferta irrechazable que se pretende?

No me quieren decir nada ni unos ni otros. Me dejan tranquilo para que me centre en lo mío, que es entrenar y jugar en la pretemporada. No sé los pormenores.

Qué desea usted, en su fuero interno, que acabe sucediendo, ¿seguir en Zaragoza o dar un salto a un club superior?

Después de seis años aquí, yo estoy muy bien y soy feliz en esta ciudad y con esta gente. Irme ahora sería duro porque estoy aclimatado a Zaragoza. Sería empezar de nuevo, prácticamente de cero en otra ciudad y otro equipo. Pero sé que soy futbolista profesional y esto de cambiar es un peaje de este oficio. Pero, si llega, me va a resultar difícil romper con Zaragoza, con mis amigos, mis costumbres… vine de Burgos siendo juvenil y enseguida me encontré como en casa. Además, a mi familia les pilla al lado de casa y nos vemos muy a menudo. Igual en el futuro no puede ser así. Ya veremos.

¿A dónde le gustaría ir en caso de salir del Real Zaragoza? ¿España, el extranjero?

Si la oferta que llegue es buena para todo el mundo, no me importa. No me he parado a pensarlo. Si es en España, bien. Si hay que irse fuera, a Inglaterra o donde sea, uno debe pensar en progresar. También tengo claro que no van a dejar que me vaya a cualquier sitio en el caso de que salga la opción de abandonar el Real Zaragoza. No sé, quizá tenga que ser un equipo de Primera División…

Podría darse el caso de que empiece la liga con el Real Zaragoza ante el UCAM Murcia y el Lugo y, al final de agosto, se dé su salida.

Tal vez. Así es esto del mercado de verano. Lo hemos visto con otros compañeros estos años atrás. Pero no me altera pensarlo. De verdad que estoy muy tranquilo, solo pensando en ponerme en forma. No puedo despistarme con estas cosas.

Si se queda, ¿cogerá el dorsal ‘3’ de titular?

No. Cuando a mitad de la pasada liga cambié el 26 del filial por el primer equipo ya elegí el 22 a posta. Es la fecha de cumpleaños de mi padre y mi madre. Los dos nacieron un 22. Y no lo voy a cambiar.

En su competencia, se ha ido Abraham y ha llegado Casado. ¿Cómo ve ese cambio?

Va a ser una competencia dura porque Jorge Casado es un gran jugador, con características diferentes a Abraham. Lo está demostrando desde que ha venido. También puede jugar Cabrera de lateral zurdo. Está bien cubierto ese puesto ahora. El míster va a tener que elegir entre futbolistas de muy buen nivel.

¿Le gustaría que el tiempo pasara muy deprisa y llegase ya el 1 de septiembre para acabar con su estado de indefinición en el equipo?

Intento no pensar en eso, insisto. No puedo solucionar nada desde mi posición y solo me queda esperar. El club y mi representante son los que manejan el día a día y yo estoy ajeno. No entro en conjeturas.

Pero, al final, suceda lo que suceda, usted es el actor principal y algo tendrá que decir.

Claro. Eso será así. La última palabra en esto la tendré yo. Primero, la oferta que pueda llegar ha de servirle al club para arreglar sus dificultades. Segundo, ha de gustarme a mí porque suponga un avance en mi carrera. Y yo decidiré. Cada año, en las últimas temporadas, el club me ha pedido una serie de favores que yo siempre he cumplido sin rechistar, con total calma. Veía que el Real Zaragoza necesitaba de esos esfuerzos por mi parte. Yo, con tal de ayudar a este club al que tanto le debo profesionalmente, haré lo que vea que es bueno para todos. Como siempre he hecho.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión