Despliega el menú
Deportes

Akapo promete ambición y actitud

El lateral se define como "potente y rápido", y afronta su fichaje como un reto.

Carlos Akapo, en primer término
Carlos Akapo, en primer término, junto a Lalo Arantegui durante su presentación como jugador del Huesca.
Rafael Gobantes

Su nombre ya estuvo en la agenda de los directivos del Huesca en la pasada campaña, pero no fue hasta ayer por la mañana cuando por fin Carlos Akapo puso los pies en el que será su estadio, en principio, hasta junio de 2019. El joven jugador, de 23 años y que ya ha sido internacional con su país de origen, Guinea, llega procedente del Valencia Mestalla, donde fichó con intención de asomarse al primer equipo, pero las lesiones le impidieron tener continuidad y lastraron su objetivo. Pese a ello, su discurso en su primera comparecencia como jugador azulgrana en la sala de prensa de El Alcoraz fue ambicioso, de quién no ceja en su meta de llegar a lo más alto como futbolista, aunque haya tenido que optar por otro camino.

"Estoy muy agradecido por esta oportunidad, ya que me permite regresar a una categoría profesional como la Segunda División. En su momento di un paso atrás para ver si podía conseguir dar dos adelante, pero no lo logré. Por lo que ahora vengo a aprovechar al máximo esta temporada que se presenta", aseguró, y es que Akapo ya conoce esta categoría, puesto que hace tres años defendió la camiseta del Numancia, desde donde fichó en el filial valenciano.

En Soria coincidió con Juan Antonio Anquela, para el que fue un fijo en el lateral derecho. No obstante, el interés del club oscense por el jugador se remonta a antes de la llegada del técnico al banquillo de El Alcoraz, por lo que Akapo considera que no tiene el puesto asegurado. "En ese momento el míster depositó mucha confianza en mi, pero está claro que ahora tendré que volver a ganármela", explicó el jugador, que manifestó su voluntad de hablar con Anquela antes de ponerse a sus órdenes. "Tenemos buena relación, pero no hemos tenido oportunidad de contactar en estos días", dijo.

A la hora de definirse como futbolista, destacó sus cualidades físicas. "Me considero un lateral potente y rápido en la faceta defensiva. Suena a tópico, pero me gusta dejarme la piel en el campo, porque soy un jugador muy activo". Una definición que secundó el director deportivo de la entidad, Lalo Arantegui, que le acompañó durante la presentación. "Carlos destaca en su perfil defensivo más que en el ofensivo, aunque también puede incorporarse al ataque. Es muy fuerte y muy agresivo, por lo que encaja a la perfección en la línea de jugadores que tenemos en esas demarcaciones. Además tiene una capacidad física brutal", valoró Arantegui, que destacó la condición de internacional de su primer fichaje.

A la hora de decidirse por el proyecto que le presentaba el Huesca, Akapo dijo haber encontrado determinante el gran interés mostrado por el club, ya desde el pasado verano. "Han demostrado tener una gran confianza en mí. Además son un club serio, que hace bien las cosas, lo que para mi tipo de juego y como soy yo como persona, me viene muy bien", dijo.

Si dejó patente su ambición en el campo individual, también la trasladó al plano del conjunto, ya que dijo "después de mantenerse bastante bien este año, el objetivo del Huesca es conseguir mínimo lo mismo. Aunque creo que podemos aspirar a más".

No obstante, dijo temer la categoría, que a pesar de que conoce de su experiencia en el Numancia, la considera incluso más complicada que entonces. "El nivel de exigencia de la Segunda va subiendo, porque nunca sabes quién puede estar arriba, da igual el presupuesto. Al final son los propios jugadores los que marcan las posibles diferencias, porque los partidos duran 90 minutos, pero no se puede asegurar nada", explicó.

Respecto a la ciudad, consideró que todavía es pronto para poder valorarla, aunque cuenta con referencias, ya que el futbolista es amigo desde la infancia –ambos proceden de Elche–, de Adrián Nolasco, jugador del balonmano en Bada Huesca las últimas tres temporadas, aunque el próximo curso jugará en el Ciudad Encantada de Cuenca. El propio Nolasco acompañó a Akapo en la presentación, así como su hermano menor, que también se traslada a Huesca y podría formar parte del filial azulgrana, el Almudévar de Tercera División.

Etiquetas
Comentarios