Despliega el menú
Deportes

David Ferreiro se perfila como extremo para el Huesca

El jugador, que llega del Lugo, admite tener decidido ya su futuro y no oculta su agrado por el equipo, ya que "hace bien las cosas". El club evita confirmar su fichaje.

David Ferreiro, durante el encuentro de ida contra el Huesca, en el que fue titular.
David Ferreiro, durante el encuentro de ida contra el Huesca, en el que fue titular.
La Voz de Galicia

David Ferreiro declina hablar abiertamente de su futuro hasta que se haga oficial, aunque admite tenerlo ya decidido, y todo hace indicar que este pasa por El Alcoraz. El extremo, que las últimas dos campañas ha militado en el Lugo, podría convertirse en uno de los primeros refuerzos que dé a conocer el club azulgrana de cara a la próxima campaña. Ferreiro no oculta su agrado por el Huesca. "Es un club que hace bien las cosas, y como equipo viene de hacer una gran temporada, con una buena plantilla y grandes jugadores", valora el propio futbolista al interrogarle sobre el que podría ser su nuevo hogar.

Desde el Huesca, emplazan el posible anuncio de su fichaje a los próximos días, junto al del resto de llegada que el club asegura tener ya atadas. "Por temas contractuales no vamos a hacer oficial ninguno de los fichajes que ya tenemos hechos hasta la próxima semana", informó ayer por la tarde el director general de la entidad, Josete Ortas, al ser interrogado por la incorporación del extremo gallego, que tampoco desmintió.

David Ferreiro nació el 1 de abril de 1988 (28 años) en Ourense, donde debutó en 2007. El Club Atlético Ciudad de Lorquí, en Murcia, y el Zamora, forman su trayectoria hasta recalar en el Granada, que lo cedió al Cádiz (2011), al Racing de Santander (2012) –en su debut en Segunda División–, y finalmente al Hércules, en 2013.

En el conjunto alicantino, su último destino antes de fichar por el Lugo, coincidió con el venezolano Darwin Machís, al que ahora tendrá la tarea de sustituir en el Huesca."Cada jugador tiene sus características, y cada uno aporta cosas diferentes. Por eso no me planteo la idea de suplir a nadie, sino de sumar al equipo", puntualiza el gallego.

Respecto a sus características como futbolista, se define como un jugador "habilidoso", con capacidad para participar en ambas bandas, pese a ser diestro. "En ese aspecto me he adaptado siempre a lo que me ha pedido el entrenador, pero últimamente he jugado más por la derecha. Aunque he llegado a hacerlo hasta de media punta", explica Ferreiro, que mide 1,70 metros y pesa 63 kilogramos.

En la prensa gallega que sigue habitualmente al Lugo, lo definen como un jugador "eléctrico", incluso "algo anárquico" en algunos momentos, lo que le dota de capacidad de sorpresa, pudiendo llegar a ser resolutivo. Sus números en la última campaña muestran que ha sido convocado en 34 ocasiones, siendo titular en todas ellas y anotando dos goles, aunque la llegada de Luis Milla al banquillo lucense le restó algo de protagonismo. De hecho, en la última jornada liguera, en la que el Lugo visitó el Alcoraz, Ferreiro no estaba en la lista de jugadores del conjunto gallego que viajaron hasta la capital oscense. Sí participó en el partido de ida como titular, que finalizó con empate a uno, aunque fue sustituido en el minuto 76.

Precisamente esa falta de minutos con el nuevo técnico ha podido ser uno de los condicionantes que llevaran a Ferreiro a valorar nuevas ofertas. De ser la del Huesca la que finalmente le ha convencido, el jugador se pondría a las órdenes de Anquela, al que dice no conocer "más allá de haberme enfrentado como rival a equipos dirigidos por él", pero apela a su larga trayectoria en Segunda y su labor más reciente con el Huesca para señalar las cualidades del que podría ser su nuevo míster.

Akapo, juventud para el lateral

Otro de los refuerzos que el Huesca puede hacer oficial en los próximos días es el de Carlos Akapo, que actualmente juega como lateral derecho en el Valencia Mestalla de Segunda B y que ya estuvo a las órdenes de Anquela en el Numancia. El defensa nació el 12 de marzo de 1993, por lo que actualmente tiene 23 años, y se adapta al perfil de los jugadores que han sonado en la órbita oscense en las últimas jornadas, como Pablo González del Toledo, o el guardameta Sergio Herrera.

Jóvenes y con proyección dentro de la categoría de bronce del fútbol español pero sin experiencia en Segunda División, queda por conocer su rol en el Huesca de la próxima campaña, ya que el club ha manifestado su interés en el siguiente curso por crear un filial más potente con el que poder apoyar al primer equipo.

En el caso de Carlos Akapo, a pesar de su juventud ha llegado a ser convocado para la selección del país natal de sus padres, Guinea Ecuatorial, ya que aunque el futbolista nació en Elche, posee la doble nacionalidad. Se formó en las categorías inferiores del Hércules y el Elche jugando como central, aunque fue reconvertido en lateral a su paso por el Huracán Valencia –al que el Huesca arrebató el ascenso la pasada campaña– y con el que llegó a jugar un ‘play off’.

También militó durante una temporada en el Numancia, donde protagonizó una gran evolución, siendo uno de los jugadores más utilizados por el que podría volver a ser su entrenador de hacerse oficial su llegada a Huesca.

Etiquetas
Comentarios