Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

La frágil defensa del Huesca se mide al equipo más en forma de la liga

Los oscenses han recibido 9 goles en 4 partidos y estrenarán zaga ante el Nástic por las bajas de los dos centrales titulares.

Íñigo López se quejó amargamente de su expulsión en Soria.
Íñigo López se quejó amargamente de su expulsión en Soria.
LFP

Nada más acabar el partido en Soria, después de encajar la cuarta derrota consecutiva, Juan Antonio Anquela lamentó que "no es que hayamos perdido este partido solo, es que hemos empezado a perder el siguiente porque el domingo que viene estamos con tres menos de principio y es lo que no nos podemos permitir". Y es que las seis tarjetas que sacó el colegiado Cuadra Fernández al conjunto oscense dejó como consecuencia tres bajas seguras para el encuentro de este próximo domingo ante el Nástic: Íñigo López y Carlos David, los dos centrales titulares del equipo, y el mediocentro franco-camerunés Bambock.

Pese a que el técnico calificó de "totalmente injusta" la expulsión de Íñigo López por doble amarilla, el Huesca ha rechazado presentar recurso por lo que Anquela se verá obligado a estrenar zaga. Y es que en los 17 partidos que lleva al frente del banquillo azulgrana nunca han faltado al mismo tiempo Íñigo López y Carlos David en el centro de la defensa (tampoco durante los 15 partidos que dirigió Tevenet).

En el caso de Bambock, el relevo natural es Aguilera, siempre y cuando supere el dolor en la espalda que le dejó fuera de la convocatoria en el último partido.

En las contadas ocasiones en las que se han caído Íñigo López o Carlos David por lesión o por sanción, Anquela ha optado por colocar como central a Jesús en dos ocasiones y a Christian en una por lo que ambos se perfilan como los dos sustitutos más claros, si bien habrá que estar pendientes de cómo evoluciona este último de las molestias con las que acabó en Soria. Otras alternativas de centrales que ha usado en los entrenamientos han sido Íñigo Ros y Oscar Ramírez.

La misión de la defensa será poner fin a la mala racha de goles en contra que ha acumulado el equipo en los últimos cuatro partidos, en los que ha encajado la friolera de 9 tantos (3 ante el Numancia y 2 ante Bilbao Athletic, Ponferradina y Mallorca). Una losa que le ha resultado imposible de levantar en todos los casos.

12 jornadas seguidas sin perder

Sin embargo, el obligado experimento defensivo llega en el peor momento ya que visita El Alcoraz quizá el equipo más en forma actualmente de la liga con un espectacular registro de 12 jornadas consecutivas sin conocer la derrota que le han aupado hasta el tercer puesto. También es el conjunto que menos partidos ha perdido (6), igualado con el Leganés.

Su motivación, además, será máxima ya que un triunfo en el campo azulgrana le podría permitir asaltar incluso las plazas de ascenso directo (está a solo 2 puntos del Alcorcón, segundo de la tabla), todo un sueño para un conjunto recién ascendido.

Con todo, quizá el dato más preocupante para la frágil defensa del Huesca es que los catalanes han marcado 10 goles en los últimos cuatro partidos, que llevan 15 jornadas seguidas celebrando como mínimo un gol y que son el tercer equipo máximo goleador con 45, los mismos que el Oviedo, uno menos que el Córdoba y solo tres menos que el Mirandés, que es el líder en este apartado con 48. Mientras, los oscenses ocupan el 15º puesto de esta clasificación con 32 goles.

El Huesca también se puede agarrar a que lleva cinco jornadas seguidas anotando goles. Sin embargo, la diferencia de eficacia entre uno y otro ataque sigue siendo abismal. La prueba es que mientras el Nástic marca un gol por cada 5,8 disparos, al Huesca le cuesta casi el doble de esfuerzo (un tanto cada 11,3 remates).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión