Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El Huesca debe reinventarse

Las sanciones de Machís e Íñigo López y la lesión de Morillas obligan a Anquela a introducir cambios en el once, en busca también del revulsivo que necesita el equipo.

Nagore, que podría debutar este fin de semana, encara a Leo Franco, que compareció ayer ante los medios.
Nagore, que podría debutar este fin de semana, encara a Leo Franco, que compareció ayer ante los medios.
Rafael Gobantes

La convocatoria que dará a conocer mañana Anquela antes de que su equipo se suba al autobús rumbo a Elche estará libre de las sorpresas que deparaban las listas de las últimas semanas. Las sanciones de Darwin Machís e Íñigo López tras completar su ciclo de tarjetas y la lesión de David Morillas hacen que el técnico solo tenga que elegir qué portero se queda en Huesca, y, salvo lesión de última hora, Zaparaín está llamado a ser ese último descarte.

Un panorama de ausencias obligadas que lejos de facilitar a Anquela la elección de su once inicial, le obliga a reinventar su equipo titular para parchear la falta de estos tres jugadores, ya que todos partieron desde el comienzo en el último encuentro contra el Girona. Por ahora, ha dado pocas pistas en los entrenamientos de esta semana, en los que ha enfrentado defensas y ataques pero sin perfilar quién serán los elegidos para buscar los puntos en terreno alicantino.

Se abre así un abanico de opciones, en el que volver a una defensa de cuatro hombres parece la opción más natural, aunque con la necesidad de dar entrada a un jugador que haga las funciones de central que habitualmente desempeña el sancionado Íñigo López junto a Carlos David. Jesús Valentín parece tener el mayor número de papeletas para aparecer en el centro de la zaga, en lo que sería su vuelta a la titularidad desde el encuentro de La Romareda, el pasado 3 de enero. La otra opción para ese puesto la representa Óscar Ramírez, que se desplazaría desde el lateral derecho, dando entrada por primera vez en el equipo a Nagore, todavía inédito con la camiseta azulgrana.

La lesión de Morillas, que ayer volvió a entrenarse al margen y que podría ser baja también frente al Mallorca, desbarata las opciones de que Anquela siga apostando por jugar con tres centrales y dos hombres en banda con proyección ofensiva, ya que ni Christian Fernández ni Óscar Ramirez Ramírez cuentan con tanto recorrido.

Samu llama a la titularidad

Respecto a los cambios en ataque, Anquela pierde al que hasta el momento había sido uno de sus grandes referentes de cara a enfrentarse a la meta opuesta, Darwin Machís, lo que podría traer cierta revolución y suponer la entrada en el once titular de Samu Sáiz. Hasta ahora el madrileño ha sido la pieza clave a la hora de reactivar al conjunto en los momentos de manifiesto atasco, actuando como auténtico revulsivo para el juego del equipo. Méritos no le faltan para ganarse un puesto en el equipo titular, y más después de que Anquela optara por dejar fuera del último encuentro al capitán, Juanjo Camacho, que había sido uno de los fijos en sus onces desde que este llegara al banquillo.

Con Samu Sáiz actuando por el interior, el poder de sorpresa y la rapidez en banda que representaba Machis podría recaer en su compatriota, Alexander González. La última incorporación del conjunto oscense ha dejado buenas sensaciones en sus participaciones con el conjunto azulgrana, aunque todavía no ha sido titular.

Por tanto, Jesús Valentín, Samu Sáiz y Alexander están llamados a ser las modificaciones del once inicial de Anquela, que todavía no ha dado con la tecla para convertir al Huesca en un conjunto fiable y contundente en defensa y efectivo en ataque, en lo que vienen siendo los grandes debes del conjunto desde el inicio de la campaña.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión