Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Ángel se pone a punto

?Después de dos temporadas con un déficit de minutos importante, afronta la segunda vuelta en un buen nivel físico y anímico. Ya ha superado sus molestias.

Ángel, sonriente, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Ángel, sonriente, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Aránzazu Navarro

Está en buen momento Ángel. Las piernas le han cogido tono, el pulso resiste más y el ánimo rebosa. El delantero ha sido una de las apuestas principales de Lluís Carreras, quien en una decisión valiente y nada convencional se la jugó: le quitó la jerarquía como referencia principal del ataque al máximo goleador, Alfredo Ortuño, y se la otorgó a Ángel. El tiempo, de momento, refuerza esa decisión. En sus partidos en la etapa Carreras, el canario sale a gol o asistencia por encuentro. En Córdoba no marcó, pero sí entregó un balón para ello a Hinestroza.

Ayer, en la Ciudad Deportiva, su figura destacaba sobre las demás después de que el miércoles no pudiera ejercitarse por un dolor de espalda. Una lumbalgia que aconsejaba reposo en un futbolista cuyo desgaste en los últimos partidos se ha disparado. Nunca ha corrido peligro su concurso para Osasuna, pero Carreras lo quiere a tope. De ahí, los mimos de esta semana, la dosificación de esfuerzos y el cuidado de cualquier molestia. El valor de Ángel en la trama de juego de Carreras se ha expandido sobremanera. Ayer, pudo completar la sesión con normalidad, afinando así su puesta a punto para su regreso a Pamplona. Aunque son pocas líneas en su trayectoria, Ángel fue media temporada futbolista de Osasuna, donde jugó en su filial en 2008, con 21 años.

Carreras ya hizo después del partido de Córdoba un énfasis en el momento de forma de Ángel. El delantero está en un pico físico sobresaliente, fruto, principalmente, de la ganancia de ritmo durante el primer tramo de la temporada. Ángel llegó al Zaragoza después de dos temporadas en Primera donde jugó 543 minutos en la 2013/2014 en el Levante y 532 minutos en la 2014/2015 con el Éibar.

Una falta de continuidad que explica parte de su déficit de rendimiento en la primera vuelta. Ahora, suma 1.565 minutos, es decir, Ángel ha jugado este año ya muchos más minutos que en las dos temporadas previas juntas.

Afronta, en este punto del año, una segunda vuelta con hambre y energías recargadas. La confianza de Carreras le ha terminado de llenar el depósito emocional. Y eso se traduce en el campo con una producción ingente en todos los niveles del juego: defiende, lanza la presión, explota los espacios, marca, participa en el hilo del juego (sus apoyos de espalda son oro para que los medios jueguen de cara), golea (4 goles con Carreras), asiste... Su temporada recuerda a su mejor año como profesional, en la 2010/2011 en el Elche.

Venía de jugar apenas 419 minutos en Primera con el Tenerife y ese curso, en Segunda, explotó a golear en el último tramo de la campaña. Ángel había marcado solo un tanto, pero en la segunda vuelta se disparó: anotó 15, uno de ellos en la promoción de ascenso. Ese es la versión de Ángel con la que Lluís Carreras quiere encontrarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión