Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El Aragón se agarra a la vida

El conjunto de Demetrio Lozano saca de la pista a Anaitasuna y suma dos puntos vitales para la permanencia.

Amadeo Sorli finaliza un ataque en penetración.
Amadeo Sorli finaliza un ataque en penetración.
Oliver Duch

Danzaron al final del encuentro los jugadores del BM Aragón, pisoteando, haciendo añicos los pronósticos de los agoreros de cerca y de lejos que dan por muerto a un conjunto que ayer evidenció que está muy vivo. Sigue siendo colista de la Asobal, pero jugando como ayer, después de sacar de la pista a un señor equipo como Anaitasuna, no hay nada que temer. La permanencia, la supervivencia del balonmano de élite en Zaragoza, queda a tres puntos. Jugando como ayer, insisto, no hay nada que temer. Porque ayer el BM Aragón demostró que quiere vivir. Ayer se agarró a la vida.

Es una fiera herida el BM Aragón. Ayer peleó más que Anaitasuna, que es mucho pelear... Se dejó la piel en defensa el conjunto que gestiona Demetrio Lozano, que ha ganado muchísimo atrás con la incorporación de Jhonny Medina. El brasileño, típico especialista defensivo de la escuela del Barça, muestra un comportamiento que en Aragón denominaríamos somarda: apenas se le ve y reparte por todos los lados. Además, es un jugador tácticamente sobresaliente: tapa mucho, condiciona la circulación del rival y da sentido al sistema de contención aragonés. Hasta Arnillas es bueno a su lado. Entre los dos, entre Medina y Arnillas, bunquerizaron a un Álvaro Fernández que ayer firmó un partido de ensueño: 21 paradas y un porcentaje del 50% de acierto, una barbaridad para un portero. El caso es que el equipo que encajaba más de 30 goles por jornada ayer solo recibió 22. Esa fue la clave. La raza, el coraje, lo que ahora los modernos llaman intensidad. Capacidad volitiva, en suma.

Al corazón para defender se le agregó la cabeza para atacar, para mover, para masticar cada posesión con la sabiduría de Amadeo Sorli. Partido de enmarcar del central. Si Medina y Álvaro Fernández fueron los autores materiales del triunfo, Amadeo Sorli fue el autor intelectual de la victoria. A partir de una defensa en 6-0 fantástica, el BM Aragón siempre gobernó el juego y el resultado. El zurdo Linares alimentó las primeras rentas (8-4, min. 12). Solo el balcánico Nadoveza respondía por los navarros. Malo cuando un jugador brilla y su equipo oscurece... Quizás le hubiera ido mejor a Anaitasuna si Nadoveza moviera en vez de tanto lanzar.

El avance progresivo de las manecillas del reloj estranguló a Anaitasuna. Lo intentó todo Juanto Apezetxea. Empezó cambiando al portero. Luego, modificó el sistema defensivo, con una mixta sobre Demetrio Lozano, otra vez imperial en el momento procesal del choque. Querían los navarros, pero no podían (13-10, descanso). La ruptura definitiva llegó en el arranque del segundo acto. El bisturí del doctor Cartón en el extremo y el hacha de Pedrolo Fuentes en el pivote abrieron en canal a ‘Anaita’. Con 20-14, Apezetxea ordenó una defensa presionante 4-2: pan comido para los fundamentos técnicos de Ariño, Lancina y Amadeo Sorli. Anaitasuna, el conjunto que el pasado sábado arrasó al Bucarest en la Copa EHF, había sido devorado por un fiera herida, pero muy viva: el BM Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión