Despliega el menú
Deportes

Popovic, de nuevo en dificultades

Dos derrotas consecutivas y el declive de juego experimentado en Alcorcón devuelven al entrenador del Real Zaragoza al epicentro del debate sobre el equipo.

Ranko Popovic, el pasado domingo en Alcorcón.
Ranko Popovic, el pasado domingo en Alcorcón.
enrique cidoncha

El bucle infinito en el que vive el Real Zaragoza desde hace casi diez años ha devuelto a uno de sus entrenadores al centro del punto de mira. Las dos últimas derrotas contra el Valladolid y el Alcorcón, la erosión de juego sufrida en Santo Domingo y la caída abrupta en la clasificación hasta la novena plaza –a cuatro puntos de las aspiradas plazas de ascenso directo– sitúan de nuevo a Popovic en el epicentro de los juicios, los debates y las dudas. La ley del fútbol somete una vez más al entrenador serbio: los resultados se han resentido y ha perdido el abrigo de los números.

Popovic ya esquivó un escenario tan candente como este o más hace dos meses y medio, después de dos derrotas también consecutivas frente a Córdoba y Osasuna. Salió del apuro con una reacción basada en el fútbol y sus resultados, creciendo hasta los puestos de ascenso directo y consolidando una idea reconocible de juego, un equipo afeado, poco amable con la estética, pero con diversas virtudes competitivas y un plan eficaz. Esto le dio crédito a Popovic, especialmente dentro del club. Ahora, aplicándose la lógica del fútbol, los resultados han revuelto de nuevo la situación del entrenador serbio.

Sin embargo, en los despachos del Real Zaragoza, reina la serenidad en cuanto a posibles medidas drásticas. Popovic no está debilitado en este sentido. Existe la natural preocupación en casos como este, cuando un equipo pierde el fútbol y los partidos, pero no hasta el punto de comprometer aún la continuidad del entrenador serbio en el Real Zaragoza. Este escenario, no obstante, es susceptible de cambios si el equipo no experimenta una reacción contra la Ponferradina. Esta cita, en gran medida, adquiere apariencia de frontera.

El respaldo de la entidad en Popovic se apoya en varias cuestiones. El técnico adecuó su interpretación de la plantilla y encontró las soluciones tácticas y futbolísticas para reanimar el fútbol del Real Zaragoza, impulsando una mejora en su rendimiento y en sus resultados. Mientras eso sucedía, se perdían futbolistas clave por el camino: Wilk y Jaime se han lesionado para toda la temporada; Pedro está lejos de su mejor versión fruto de su falta de ritmo después de dos meses parado; y, por último, el cuerpo técnico no ha podido contar con Diamanka -el futbolista más en forma de la plantilla y el que junto a Morán y Wilk definía el modelo que había provocado el crecimiento del Zaragoza- en las dos últimas jornadas, precisamente las dos derrotas recientes. Además, el club trabaja en el mercado para poder cubrir las necesidades que su área deportiva ha detectado. Todo este argumentario concede algo de tiempo a Popovic para que sea el encargado de reactivar al Real Zaragoza una vez más.

Una muestra palpable de que la confianza en el entrenador no ha adelgazado es el reconocimiento que el club dedicó ayer en su página web al técnico, justo cuando se cumple un año desde su llegada al Zaragoza. En un comunicado oficial titulado ‘Un año con Ranko’, se efectuaba balance de su trabajo en el club, resaltando que "con Popovic, el Real Zaragoza ha pisado con asiduidad los seis primeros puestos de la clasificación. Y esta misma temporada, por primera vez en sus tres campañas en Segunda, ubicó al cuadro blanquillo en la zona de ascenso directo".

Además, indica que la pasada campaña "la disputa del ‘play off’ contribuyó a enorgullecer al zaragocismo". Añade: "La complejidad de la Liga, la irregularidad del propio campeonato y la dificultad para darle continuidad a las alineaciones alargan el mérito del trabajo de Popovic". También se destaca su papel en la evolución de jóvenes como Vallejo y Rico.

Y concluye: "El serbio vuelve el domingo al estadio de La Romareda, a partir de las 17.00, precisamente ante (sic) el primer rival al que se enfrentó, la Ponferradina".

Etiquetas
Comentarios