Despliega el menú
Deportes

El Barcelona despedaza la Liga

El conjunto de Luis Enrique se coloca como campeón a seis puntos de distancia del Real Madrid.

El Barcelona asaltó el estadio Santiago Bernabéu, dejó en evidencia al Real Madrid y dañado a su entrenador, Rafael Benítez, para dar un golpe de autoridad a la Liga, que domina con comodidad y con una sensación de autoridad evidente.

Sin Messi como titular el conjunto de Luis Enrique desnudó a su adversario, que sumó su segundo revés consecutivo mientras ya contempla como el campeón está ya a seis puntos de distancia y sumido en una crisis.

El clásico se vivió con tranquilidad en el ambiente y en los exteriores del recinto, resguardado por medidas de seguridad sin precedentes. Fue el Barcelona el que agitó la competición con un repaso a su máximo adversario.

Superior en todas las facetas del partido dio la sensación de que el marcador podía haber sido, incluso, superior. Más doloroso para un Real Madrid que tardará en asimilar el varapalo y al que, al igual que su técnico, no le queda margen de error.

Dos goles del uruguayo Luis Suárez a los que se sumaron los del brasileño Neymar y Andrés Iniesta reflejaron la distancia, enorme, entre una maquinaria ensamblada y una filosofía trabajada y un equipo a medio hacer, plagado de jugadores de primera línea sin ideas claras.

No es Benítez el único preparador en entredicho. El único técnico malparado por lo que va de jornada. También quedó en evidencia Unai Emery, que asumió un nuevo revés y sigue sin ser capaz de estabilizar la situación del Sevilla.

Tras el desahogo que supuso la visita del Real Madrid al Sánchez Pizjuán, el conjunto hispalense padeció su quinta derrota liguera. La Liga de Campeones pasa factura al equipo sevillista, superado en Anoeta por a Real Sociedad, que logró su primera victoria de la temporada en su campo.

Fue el estreno de Eusebio Sacristán como responsable del plantel donostiarra. El sustituto de David Moyes gestionó a la perfección el encuentro ante un rival que tuvo sus ocasiones y pudo obtener en San Sebastián un premio mayor.

De hecho, estaba más cerca el gol sevillista que el donostiarra pero en un saque de esquina, un balón rechazado llegó a Agirretxe que anotó su noveno gol en Liga, con un disparo raso que superó a Rico. Después, otro córner a favor de la Real fue la fuente del gol que mató el partido en beneficio de los guipuzcoanos, al aprovechar Xabi Prieto las dudas defensivas de los andaluces que regalaron un balón en el área al jugador con más talento en el campo.

Javi Gracia también queda en entredicho. El Málaga encajó en el estadio de Cornellá-El Prat su cuarta derrota en los últimos cinco partidos. La tercera seguida. Puede acabar el fin de semana en descenso si el Levante o el Granada sacan los tres puntos de sus respectivos compromisos.

Dos dianas de Hernán Pérez, una en el minuto 5 y otra en el 19, sentenciaron al Málaga y dieron aire al Espanyol, sostenido por el gran partido de su portero Pau López. El conjunto de Sergio González respiró después de acumular dudas tras tres partidos sin ganar.

Tampoco Nuno Espirito Santo vive buenos tiempos. Las dos victorias seguidas ante el Levante y Celta no han calmado Mestalla, que se ha vuelto a alborotar tras el tropiezo como local del Valencia. El conjunto valenciano fue puesto en evidencia por el Las Palmas (1-1), que se mostró superior a su rival.

El cuadro isleño, que mejora de la mano de Quique Setién sumó otra sesión sin perder. Se llevó un punto de Valencia. Pero pudo salir con los tres. Paco Alcácer adelantó pronto al equipo levantino pero en la segunda parte todo cambió. Jonathan Viera obtuvo la igualada y el Las Palmas fue superior.

La jornada del sábado echó el cierre con el derbi gallego. Un paso al frente del Deportivo, que no ganaba desde el 27 de septiembre, cuando vencieron 3-0 al Espanyool Solo había podido sumar de uno en uno desde entonces el cuadro de Víctor Sánchez que tomó ventaja con el gol de Lucas Pérez. Nolito pudo empatar. Pero su penalti lo detuvo Lux. Después, un gol en propia puerta de Jonny, con el encuentro cerrado, afeó el segundo revés del Celta.

El combinado de Berizzo cayó por tercera vez en las últimas cuatro jornada. Encaja goles sin dificultad el conjunto vigués, que se desinfla tal y como sucedió en el pasado curso con el paso de las semanas.

Etiquetas
Comentarios