Despliega el menú
Deportes

Motociclismo

Aragón, donde prendió la mecha

La caída de Dani Pedrosa en Motorland, durante el Gran Premio de Aragón, ha abierto una agria polémica entre el propio Pedrosa y Jorge Lorenzo frente a Marc Márquez.

Pedrosa cae tras el toque con Márquez
Aragón, donde prendió la mecha
AFP PHOTO

El piloto español Dani Pedrosa no ha dado por zanjada, a pesar de su triunfo en Sepang, la polémica que mantiene con su compañero de escudería Marc Márquez, a quien critica su comportamiento en el Gran Premio de Aragón, cuando se fue al suelo tras una maniobra del líder del Mundial. Incluso ha encontrado la alianza del actual campeón del mundo, Jorge Lorenzo, en sus críticas al joven recién llegado, líder del Mundial y el más serio aspirante a proclamarse nuevo campeón.

¿Qué está pasando en MotoGP? Sin duda, la llegada de un jovencísimo Marc Márquez ha supuesto una perturbación en 'status' clásico de esta categoría. El joven piloto aporta no sólo un pilotaje espectacular, también un carisma que ha encandidlado a buena parte de los aficionados al motociclismo.

"La victoria no compensa nada, sólo confirma que hemos hecho un buen trabajo, que tenemos buena capacidad todavía para ganar y ya está", señalaba el domingo Dani Pedrosa, tras ganar en el Gran Premio de Malasia, por delante, precisamente, de Márquez. Pedrosa criticaba así el comportamiento de su compañero en Aragón, cuando le mandó al suelo al tocar su moto al pasarse en una curva. 

El piloto catalán se quejaba también de los problemas físicos heredados de la caída sufrida en Alcañiz: "Siempre me duele más al salir como ya expliqué, no sé por qué pero me duele más, aunque llevo en la zona una esponja bastante gorda que me amortigua un poco".

"Un lance arriesgado"

La acción de Márquez, sin embargo, apenas tuvo sanción: un punto en el carnet de piloto. La Dirección de Carrera del Campeonato del Mundo justifica el castigo: "Sin crear en Aragón una situación de verdadero peligro sí que se vio envuelto en un lance de carrera un tanto arriesgado no siendo esa la primera vez durante la temporada y, por tanto, le recuerda con la sanción que debe intentar evitar este tipo de situaciones".

Pedrosa aprovecha su triunfo en Malasia para insistir en el problema generado en Motorland: "Evidentemente que una pérdida es una pérdida, porque la semana pasada o la anterior también teníamos este ritmo", recalcó.

El suceso de carrera se produjo cuando Márquez perseguía a Dani Pedrosa. En medio de una curva, Márquez se fue demasiado largo y rozó la moto de Pedrosa, que unos metros más adelante sufrió una espectacular caída. "Ha habido mala suerte porque el equipo me ha comentado que le he roto el cable del control de tracción y lo siento mucho, es algo muy inusual", manifestó posteriormente Márquez.

Pero Pedrosa no interpretó el toque como una mera cuestión de la competitividad deportiva: "Marc siempre está muy al límite cuando tiene pilotos delante. Esta vez casi, como lleva todo el año haciendo, me da por detrás y cuando me ha tocado, me ha roto el sensor de control de tracción y a la que he dado gas he volado. Ahí se ha acabado mi carrera", manifestó.

Marc Márquez, a un paso del título

A partir de entonces, las relaciones entre ambos se han tensado, como lo demuestra su frío saludo al término del Gran Premio de Sepang. Incluso el incidente con el joven Marc Márquez, líder del Mundial y el más serio aspirante a proclamarse campeón del mundo, ha servido también para establecer una singular alianza entre dos rivales clásicos: Pedrosa y Lorenzo. Tras su caída, el catalán estalló: "Jorge (Lorenzo) y yo también sabemos correr pasados de vuelta, pero no todo vale".

A continuación, Jorge Lorenzo no tuvo reparos en criticar a Márquez aliándose con el que había su gran rival en los últimos años: "Yo lo pasé mal viendo a Dani volar y cuando me enteré de que tenía problemas en las piernas y de que no podía andar me sentó mal, pero es lo que la gente compra y lo que pide, como en el circo romano que la gente pedía que se matase a la gente".

Y mientras tanto, Marc Márquez podría proclamarse campeón del mundo este próximo fin de semana, en Australia. Aunque para ello ha de conseguir ocho puntos de ventaja sobre Jorge Lorenzo. Todo un cóctel explosivo cuya mecha se encendió en Motorland.

Etiquetas