Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El Pirineo se tiñe de blanco

La llegada de la nieve y el puente de San Valero animan las estaciones de esquí del Pirineo

Los centros aseguran que ayer fue uno de los días más animados de este mes de enero. Los aficionados disfrutaron del sol hasta que los copos llegaron al mediodía.

Aragón reedita la campaña de oferta de esquí y alojamiento entre semana en sus 7 estaciones
La llegada de la nieve y el puente de San Valero animan las estaciones de esquí del Pirineo
ASTúN

Un poquito de nieve recién caída, sol durante la mañana y más precipitaciones blancas para la tarde. La combinación de ayer era la perfecta y los esquiadores no quisieron perdérsela. En las cinco estaciones del Pirineo se vivió uno de los días más animados de este mes de enero gracias al ambiente de esquí que se ha despertado con los anunciados y ansiados copos blancos. El puente de San Valero que este fin de semana tienen los zaragozanos también influyó, ya que mucha de la clientela procedía de la capital aragonesa. Para hoy, que seguirá nevando, los centros suman 160 kilómetros si se tienen en cuenta los 17 de los complejos turolenses.

«Ha sido un día muy bueno, de los mejores del mes en cuanto afluencia», recalcó Andrés Pita, director Comercial de Astún, quien describió como los dos párquines de la estación estaban llenos desde primera hora. El sol, que brilló hasta las tres de la tarde, y permitió disfrutar de un buen día de esquí a los aficionados hizo que la jornada fuera «perfecta». Para él no solo influyó que haya puente en Zaragoza y que los aficionados de la capital optaran por un fin de semana en el Pirineo, sino que también el anuncio de que iba a nevar ha llamado la atención de otros muchos amantes del esquí.

La opinión la compartía también el director de la estación de Formigal, Toño Gericó. «Anunciaban nieve y frío», afirmó, un contraste con las semanas anteriores que ha hecho a los aficionados pensar en el esquí este fin de semana. Y añadió que «el lunes esperamos buena afluencia porque es fiesta en Zaragoza», aficionados que ayer también se dejaron caer por Cerler. «Se ha notado que hay puente en la capital», dijo Jaime Río, responsable de Márquetin, quien describió el ambiente vivido como «buenísimo» y «muy animado».

Candanchú también notó en afluencia, llamadas y reservas el ambiente de esquí que se ha despertado otra vez con la nieve, que aunque escasa, ha teñido de blanco el Pirineo. Confían en que las precipitaciones, que seguirán hoy, animen a más aficionados. Y en Panticosa, según su director, Roberto Morales, se repitió la situación. «Hay más gente, más movimiento y ha sido uno de los mejores días de este mes», afirmó y confió en que la nevada continúe y les permita ampliar su dominio.

De momento, los aficionados que hoy decidan volver a las pistas encontrarán, igual que ayer, 160 kilómetros, pero un paisaje más blanco. La nevada no ha sido grande, pero los copos que cayeron -desde las 13.00 en Formigal, las 15.00 en Candanchú o las 17.00 en Cerler- han tintado el paisaje.

Etiquetas