Deportes
Suscríbete

MOTORLAND

Un circuito impresionante

Don Juan Carlos presenció ayer en Alcañiz el Gran Premio A-Style de Aragón y no escatimó elogios hacia el nuevo trazado de velocidad diseñado en Motorland Aragón.

Don Juan Carlos, con Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna.
Un circuito impresionante
JOSé MIGUEL MARCO

No hizo falta que el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, se permitiera romper el protocolo, y anunciarle al Rey que ayer estaba en el mejor circuito del mundo. Don Juan Carlos descubrió desde al cielo azul que en Aragón hay una instalación, Motorland, que tiene "una calidad internacional" y un nivel "realmente impresionante". Sus declaraciones suponen un reconocimiento a un proyecto que en una década ha transformado una finca de secano en un complejo de primer nivel internacional. Un subidón de moral para proyectos futuros. El más cercano, ser sede el próximo año de otra prueba del Campeonato del Mundo de motociclismo; a largo plazo, la Fórmula 1; y, a medio, embellecerlo con la Unidad de Ocio y Cultura diseñada por Norman Foster. Casi nada o casi todo.

La presencia de un miembro de la Casa Real revolucionó ayer el recinto deportivo. Cuando los pilotos se preparaban para iniciar la cuenta atrás del Gran Premio de Aragón, el helicóptero que conducía a tan regia personalidad aparecía en el horizonte. Eran las diez y cuarto, y las motos de 125cc empezaban a rugir. Cinco minutos más tarde, su figura se dibujaba directa a la Torre A: chaqueta azul marino, pantalón gris, camisa blanca, corbata de florecitas rojas y zapatos marrones. "¡Viva el Rey!", se escuchó tímidamente. Don Juan Carlos fue directo a saludar al presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y le abrazó efusivamente. El jefe del Ejecutivo ejerció de anfitrión y presentó uno por uno a la extensa comitiva que le acompañaba: el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga; el consejero delegado de MotorLand Aragón, Antonio Gasión; el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández; la subdelegada, María Victoria Álvarez; el presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Pablo Arrufat, y la alcaldesa de Alcañiz, Amor Pascual que casi se pierde tan excelso instante. "Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I visitó este circuito de Motorland con ocasión del Gran Premio A-Style de Aragón de Moto GP. Alcañiz, 19 de septiembre de 2010". La placa que descubrió el Rey puso fin al primer punto de la apretada agenda.

El servicio de seguridad se afanaba en dirigir, de forma muy educada, a los fotógrafos: "Todos a la pista, rápido". A las diez y media se hizo el silencio en el circuito. Presidiendo la parrilla de salida, la moto de Shoya Tomizawa, fallecido a los 19 años hace dos semanas en Misano, escoltada por los miembros del equipo Technomag-CIP. Un homenaje de dolor y llanto por un piloto querido por todos; un acto al que se unió Don Juan Carlos: "Como Rey, como deportista y como español, lamento mucho la muerte de Tomizawa. Es una desgracia, pero son los riesgos de las carreras y lo hemos sentido mucho, por eso estoy muy contento de haber estado en el minuto de silencio", señaló.

Luego, a disfrutar del espectáculo. A las 10.45, los 'niños' de 125cc hacían acto de presencia en la línea de salida. Guiado por Marcelino Iglesias, y rodeados de fotógrafos y cámaras de televisión, el Rey saludó a los atrevidos pilotos. Una rutina que también cumplió en las otras dos categorías, además de entregar el trofeo a los campeones. En la carrera de Moto 2, se subió a un coche de seguridad y siguió la prueba desde el circuito exterior de la pista. Así conoció un poco más de la joya de Motorland, el trazado diseñado por Hermann Tilke, gracias a las explicaciones de un ilustre en la materia de las dos ruedas, Jorge Martínez Aspar, y del consejero delegado de la organizadora del Mundial, Dorna Sports, Carmelo Ezpeleta. Y "disfrutó" y se maravilló con el 'sacacorchos', las curvas más fotografiadas. Y la valoración global: "Esto es realmente maravilloso, impresionante. En el deporte estamos realmente que rompemos. Realmente hay que hacer poco más, sino seguir trabajando como hasta ahora y estar atentos para hacer circuitos como éste. Es una alegría estar aquí y ver este circuito, de una gran calidad internacional ", concluyó el Rey.

Etiquetas