Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ELISEO MARTÍN

"Probaré el maratón antes de los Juegos de Londres"

Fue octavo en los 3.000 obstáculos del último Europeo celebrado en Barcelona el pasado fin de semana. Ahora afronta un periodo de descanso y reflexión. Sopesa cambiar de especialidad tras los Juegos Olímpicos de 2012.

Eliseo Martín será uno de los galardonados
"Probaré el maratón antes de los Juegos de Londres"
AFP PHOTO

Octavo en los 3.000 obstáculos de Barcelona 2010. ¿Cómo lo valora?

Ahora más fríamente. Al principio, me quedé bastante chafado. Mi aspiración era luchar por las medallas. Pero, pasadas las horas y analizadas todas las circunstancias, estoy satisfecho. Confié en recuperarme perfectamente de los problemas estomacales de las semifinales. En la final, a mitad de carrera, vi que no tenía fuerzas. Así que luché lo que pude. Y logré ser octavo. Valoro positivamente la regularidad que he tenido estas últimas temporadas y lo difícil que es luchar con los mejores en la final de un Europeo. Es realmente complicado lograr un hueco en citas tan relevantes. Tampoco es sencillo mantener un buen nivel físico durante tantos meses. Me quedo con eso.

¿Considera digno el final de su temporada?

Por supuesto. Tiene mérito estar entre los ocho primeros de Europa. No ha habido suerte en el sentido de que no he llegado a la final en plenitud. Pero, a lo largo de toda la temporada, no he tenido problemas físicos. Me toca resignarme tras un año entero trabajando. Pero también se incrementa mi moral tras haber cerrado una campaña muy positiva con ausencia de lesiones.

Dichoso estómago...

Siendo sincero, en un primer momento creí que era un problema de deshidratación del que me recuperaría con rapidez. Sin embargo, no descansé lo suficiente entre la semifinal y la final. Y la recuperación es, en una competición así, esencial. Cuando, el domingo le exigí el máximo a mi cuerpo, vi que no iba a ser posible pelear por estar en las medallas. Una pena, la verdad.

¿Qué le ha dicho su gente?

Están todos muy contentos. Para ellos también es importante verme en la cúspide peleando en las grandes citas junto a los mejores, Saben, además, lo difícil que es mantenerse ahí con el paso de los años. Ellos disfrutan mucho y, como yo, también han soñado estos días. Era una posibilidad real, pero el deporte es así y no queda otra que resignarse.

Unos días antes habló de los franceses como los favoritos y señaló el calor como un factor a tener en cuenta. Predicción certera.

Se cumplió lo que yo pensaba. Los dos son fortísimos. Yo esperaba poder colarme tras ellos en el bronce en una carrera que oscilaría entre los 8.15 y los 8.23. El año pasado hice 8.16 en la final del Mundial. Era clave lograr parámetros similares a aquella carrera. Había que sacar las mismas fuerzas, pero me fue imposible. José Luis Blanco, sin embargo, fue inteligente, calculador, administró satisfactoriamente sus posibilidades y logró ser tercero. Los franceses están en otra dimensión, son dos de los mejores del mundo.

Lo de Barcelona ya forma parte del pasado. ¿Qué le aguarda el futuro?

De momento, en agosto me espera un periodo de descanso, de cierta tranquilidad. No dejaré los entrenamientos, pero sí bajaré la intensidad. Quiero cargar las pilas para la próxima temporada. Ahora deseo afrontar una nueva etapa en mi carrera. Mi intención es que mi cuerpo experimente la carga de trabajo del maratón. Quiero aclimatarme y ver cómo respondo a la dificultad de esa especialidad. Iré probándolo hasta los Juegos Olímpicos de Londres, los de 2012, pero me mantendré como mediofondista. Después de los Juegos, valoraré si me paso al asfalto o si, por contra, cuelgo las zapatillas.

¿Qué hará si le va mejor de lo previsto?

Tendría que ir sorprendentemente bien para que cambiase antes de los Juegos Olímpicos. De momento, quiero experimentar cómo reacciona mi cuerpo, cómo me comporto ante la exigencia del maratón. Hasta noviembre, más o menos, me entrenaré como un maratoniano. Luego bajaré la intensidad para el campo a través. El de maratón es un entrenamiento menos agresivo. Creemos que, a la larga, me irá mejor.

Quizá acabemos viendo en Eliseo Martín a una de las grandes figuras del maratón...

Ojalá. En los estudios biológicos que me hicieron en Madrid me dijeron que mi organismo es más de maratoniano que de mediofondista. Las pruebas de ruta me encantan y siempre me han generado mucha curiosidad. Quién sabe. De momento, simplemente lo vamos a probar.

Etiquetas