Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CEREMONIA DE CLAUSURA

Adiós Pekín; hola Londres

La ceremonia de clausura cerró los Juegos Olímpicos de Pekín con un nuevo alarde de imaginación y pólvora similar al de la inauguración, esta vez vertebrado en torno a los ejes 'Reunión', 'Recuerdo' y 'Carnaval', con la participación de personalidades tan dispares como el tenor Plácido Domingo, el actor Jackie Chang, el futbolista David Beckham o el guitarrista de Led Zeppelin, Larry Page.

El afamado director de cine chino Zhang Yimou organizo estos fastos de despedida, igual que organizo los de bienvenida, y nuevamente lo hizo con el impacto visual como eje. Cientos de actores y miles de fuegos artificiales para una ceremonia de casi dos horas que comenzó con un espectacular vuelo de tambores gigantes.

Se daba inicio así a la primera parte de la ceremonia, llamada 'Reunión', en la que volvieron a formar en 'El Nido' los deportistas que todavía no habían regresado a sus países de origen. El altar que ocupaba el centro del estadio simulaba una medalla y la alfombra roja que salía de su centro, el cordel.

Llegado el turno de los discursos, el presidente de la República Popular China, Hu Jintao, tomó la palabra para recordar que "el mundo confió en China y China devolvió esa confianza", antes de ceder su sitio en el atril de al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI). Jacques Rogge no defraudó al público chino calificando los de "verdaderamente excepcionales" antes de clausurar la cita, convertida ya en un recuerdo cuando la llama se extinguió.

La siguiente ciudad en el calendario olímpico es Londres y su alcalde, Boris Johnson, recibió la bandera olímpica después de que se izara la bandera británica y sonará su himno nacional. Pasada la espectacularidad china, se abrió una puerta al futuro en medio de la ceremonia, con una pequeña actuación dedicada a los Juegos de Londres 2012.

Apareció entonces en medio del estadio un típico autobús londinense rojo de dos pisos, del que salió David Becham junto a la cantante Leona Lewis y al guitarrista Larry Page, que interpretaron una canción rockera, más cercana a lo típicamente británico. La actuación permitió además que las calles de atletismo se convirtieran en una calle de Londres con pasos de cebra, paraguas y ciclistas, simulando una estampa muy londinense.

El último apartado de la ceremonia, llamado 'Carnaval', buscaba poner un sello festivo antes de apagar las luces del estadio. El protagonismo correspondió entonces al tenor español Plácido Domingo y a la vocalista china Song Zuying, que cantaron una última aria mientras las pantallas gigantes de 'El Nido' proyectaban el logotipo de Londres 2012, próxima parada del tren olímpico. 

 

"Difíciles de igualar"

El presidente honorario del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch, y el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, calificaron hoy de "éxito histórico" la celebración y organización de los JJOO de Pekín 2008. "Ha sido un gran éxito", dijo Samaranch, que entregó en el estadio olímpico entre los aplausos del público las medallas que premiaban las victorias de algunos deportistas. "Sí, me quieren mucho", se limitó a decir con sencillez Samaranch al aludir a cómo es querido en China.

Según Blanco, "estos Juegos serán muy difíciles de igualar". "Ahora nosotros tenemos que seguir trabajando para Londres 2012 y Madrid 2016", añadió el presidente del COE.

Blanco reiteró en la jornada final de los Juegos a Efe que "sin duda han sido los mejores de la Historia y Pekín 2008 será muy difícil de igualar". El presidente del COE estuvo apoyando a los equipos españoles de balonmano y baloncesto antes de la ceremonia de clausura de unos JJOO que también el presidente del COI, Jacques Rogge, calificó ayer de "éxito" ante el vicepresidente chino, Xi Jinping.

En el almuerzo que ofreció a la Familia Olímpica, Xi agradeció la "importante ayuda del COI y nuestros amigos sin la cual nunca hubiera sido posible todos los preparativos y él éxito de la celebración".

"Serán recordados para siempre por el pueblo chino por vuestra contribución a estos Juegos Olímpicos", dijo quien es considerado como el eventual aspirante al máximo liderazgo chino y sucesor de Hu Jintao.

En su discurso en el almuerzo ofrecido por Xi, Rogge dijo que el COI y el Comité de Organización de los Juegos Olímpicos de Pekín (BOCOG) forjaron una profunda amistad tras haber trabajado juntos durante los últimos siete años.

Rogge agradeció a todos y cada uno de los implicados en la preparación y la celebración de los Juegos de Pekín 2008 y añadió que su duro esfuerzo había originado unos Juegos "memorables".

Etiquetas