Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Blatter no quiere ni un futbolista veterano en Londres 2012

El presidente de la FIFA desea acabar con el cupo de tres jugadores que hasta ahora se podían unir al equipo de menores de 23 años en los Juegos Olímpicos y aspira a que se reestructure el COI.

Tras semanas de confusión en torno al futuro del torneo de fútbol olímpico, la FIFA confirmó que Londres 2012 verá un certamen de menor nivel, al tiempo que anunció su intención de pedir una profunda reestructuración del COI.


"En Londres 2012 buscaremos tener solo jugadores menores de 23 años, sin excepción. Estoy convencido de que persuadiremos al COI de hacerlo así", dijo el presidente de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) durante una entrevista con la agencia DPA en Pekín.


El sistema actual contempla hasta tres jugadores mayores de 23, aunque la escasa claridad de las reglas complicó hasta su inicio al torneo olímpico, con tensiones entre las federaciones nacionales y clubes europeos que fueron resueltas por la Corte Arbitral del Deporte (CAS) con un fallo contrario a la FIFA.


El argentino Lionel Messi y los brasileños Diego y Robinho viajaron a Pekín sin autorización de sus equipos. Pese a que la CAS respaldó los argumentos del Barcelona, Werder Bremen y Schalke 04, los clubes finalmente permitieron a los jugadores permanecer en los Juegos.


Blatter está convencido de que el poder de la FIFA es muy superior al del Comité Olímpico Internacional (COI) y de que el torneo de fútbol de los Juegos jamás podrá hacerle sombra a un Mundial de fútbol.


"Creo que los Juegos nos necesitan más a nosotros que a la inversa. En los torneos olímpicos de Barcelona y Atenas el fútbol no tuvo jerarquía, ya que los espectadores europeos están acostumbrados al fútbol grande y a las grandes estrellas", dijo a dpa. "A nadie le interesa si juegan Marruecos contra Qatar. Ahí los espectadores podían darle la mano a los jugadores".


El fútbol olímpico "no es ninguna competencia para la FIFA", aseguró el suizo. "No lo fue nunca y no lo será. Nunca será un segundo Mundial, y con 16 equipos de todos modos no es posible".

 

Calidad, pero sub-23


Pese a esas palabras, Blatter planteó un objetivo que suena algo contradictorio con su plan de acabar con los tres jugadores mayores de 23 años en Londres 2012: "Debemos mantener el fútbol de calidad en los Juegos Olímpicos de 2012. Soy miembro del COI, y antes de llegar a la FIFA lo que respiraba era aire olímpico"


Blatter, en efecto uno de los 115 miembros del COI, le marcó los límites a la organización, que preside el belga Jacques Rogge, del que dice que está "bien informado" sobre todo lo relacionado con el fútbol olímpico, aunque el suizo admitió que aún no hay una fecha concreta para que ambos se reunan.


Rogge dijo públicamente que espera hablar con Blatter del futuro del fútbol olímpico apenas termine Pekín 2008. El suizo adelantó parte de sus argumentos para cuando esa conversación se produzca.


"(En el COI) quieren a los mejores futbolistas profesionales en los Juegos. Ya lo quería (el ex presidente del COI, Juan Antonio) Samaranch, quería a gente de la NBA y de la NHL. Yo le dije: cuando traiga a Tyson al boxeo yo también le daré a los mejores. Los Juegos Olímpicos quieren tener todo, quieren las selecciones nacionales, pero no podemos darles eso".


La CAS fue demoledora en su fallo de la semana pasada: estableció que el comité ejecutivo de la FIFA nunca decidió la "obligatoriedad" de que los clubes cedan a los Sub 23, y dijo que los clubes tenían derecho a contar con hombres como Messi, Diego y Rafinha.


¿Haría las cosas de modo diferente si pudiera? Blatter respondió a la pregunta con otra. "¿Está casado usted? ¿Lo haría nuevamente? ¿Con la misma mujer?".

 

Renovar el COI


El presidente de la FIFA definió al COI como "un club de hombres y algunas mujeres", y llamó a ampliarlo para incluir a todas las federaciones deportivas internacionales en él, y no "a apenas 15".


La inclusión de presidentes de las federaciones deportivas internacionales fue una iniciativa de Samaranch durante su presidencia, pero el planteo de Blatter implica una pequeña revolución para el conservador COI, porque demandaría añadir 13 miembros a una entidad que renueva a cuentagotas sus integrantes.


"Todas las federaciones deportivas tienen que tener un lugar en el COI. Al fin y al cabo son las que aportan los atletas", insistió Blatter, que definió a la FIFA como su relación más sólida.


"El fútbol es mi vida, intenté tener una familia, tengo una sola hija, de 46 años. Pero nunca logré otra relación más allá de la que tengo con mi amante: la FIFA".

Etiquetas