Comunicación
Suscríbete

CUATRO

Triple ración de 'Callejeros'

Los reporteros de adentran en el mundo de la indigencia, donde un 15% son mujeres, también serán testigos de distintas formas de celebración nupcial y acudirán a una boda gitana.

Este viernes a partir de las 21.30, Cuatro emite un triple reportaje de 'Callejeros'. En la primera entrega, 'Mujeres en la calle', los reporteros de adentran en el mundo de la indigencia donde un 15% son mujeres. A continuación, el segundo reportaje, 'Viva los novios', donde el equipo ve distintas formas de celebración nupcial. Y finalmente, los reporteros serán testigos de una boda gitana.

El primer reportaje, recoge los testimonios de la indigencia. En España hay treinta mil personas durmiendo en la calle, según los últimos datos oficiales. De ellas, un 15 por ciento son mujeres. Problemas familiares, trastornos psicológicos o adicciones al alcohol o las drogas son las principales causas que han llevado a mujeres, de todos los ámbitos sociales, a dormir a la intemperie.

Sentada delante de un escaparate de zapatos de lujo, en Barcelona, Ana lee con atención un periódico que ha robado de un portal. "La persona a la que se lo he cogido tendrá dinero para comprarse otro"... Esa noche, como casi todas, ha dormido en un cajero automático junto a John, su pareja, un holandés del que se declara profundamente enamorada. Hace siete años se conocieron en La Rambla: "Nos miramos a los ojos de un lado a otro de la calle y con la mirada nos dijimos, juntos para siempre, y así ha sido", proclama orgullosa. Su sueño es hacer un viaje romántico a París, instalarse en Holanda y huir para siempre de su vida en Barcelona.

Loli duerme en un inmueble que pronto será derribado del centro de Málaga. "Aquí hay pulgas a patadas" dice, mientras enseña una pantorrilla llena de picaduras de insectos. Hace muchos años se enganchó a la heroína y sufrió el rechazo de su familia. Sólo echa de menos a sus hijos: "Aunque no les veo mucho, yo doy la vida por ellos. Espero que algún día entiendan que nunca he dejado de ser su madre". Se gana la vida ejerciendo la prostitución. Antes de salir a recorrer las aceras, fuma una dosis de heroína: "Me ayuda a estar más fuerte para poder ir con los clientes."

A continuación el equipo de reporteros en, se acerca a los diferentes tipos de enlaces nupciales. Juan es el príncipe de Navarra y Carol la princesa de Aragón. Vestidos como tales se dijeron sí quiero en una boda medieval en Alera, un pueblo de Zaragoza. En un circo de Málaga, Rosa sale de su caravana y se monta en un caballo para llegar a la carpa donde le espera Javier. l ha llegado quemando la rueda de un coche deportivo.

En un restaurante de Madrid, se festeja una boda china durante todo un día. "Aquí comemos 25 platos", cuenta uno de los invitados, mientras el novio canta en el karaoke. Para llegar hasta allí ha tenido que hacer 8 flexiones como prueba de amor a su novia. Y en Faunia, también es posible casarse rodeado por cientos de "chaqués". Y es que los pingüinos están invitados a la boda.

Finalmente en la última entrega de este viernes, 'Callejeros' es testigo de una boda gitana y de toda la ceremonia que rodea un enlace matrimonial de una pareja gitana. El novio se llama Ismael y tiene 18 años. La novia se llama Raquel y tiene 16. Desde hace 15 meses le guarda "la honra", o virginidad, a su futuro esposo.

Dentro de unas horas, en el salón de bodas le van a hacer la prueba del pañuelo, por la cual una persona cercana a la familia comprueba si la mujer sigue sexualmente intacta. Si sale blanco, es virgen. Previamente, en la calle, una juerga flamenca espera a la novia antes de montar en coche de caballos -600 euros el alquiler de una hora-.

Callejeros asiste al ancestral rito, junto al yeli, las almendras, la rotura de camisas del novio y de los amigos. Todo en una boda que es pura improvisación. De hecho, sólo había previstos 500 invitados y al final se presentan 800. La solución, comer por turnos.

Etiquetas