Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

CUATRO

Silvia Jato: "El público no se conforma con ser un mero espectador"

La gallega se muestra ilusionada con "Fifty, Fifty" y su regreso a la televisión, después de estar más de un año alejada de las pantallas.

Vivir el día a día, no decepcionar y acabar el trabajo realizado con un buen sabor de boca. Esta es la filosofía de la siempre risueña Silvia Jato, que ha vuelto a recuperar su privilegiada posición dentro de los concursos gracias a "Fifty, Fifty", con el que ha se ha estrenado en Cuatro. Licenciada en Ciencias Económicas, la ex miss se ha vuelto a quedar sin vacaciones por culpa de este espacio que triunfa en las tardes de esta cadena. 

PREGUNTA.- Lo suyo es apuntarse victorias.

RESPUESTA.- Estamos supercontentos. El equipo es muy bueno, todos creemos en el proyecto, pero no esperaba el éxito porque el verano es una época fastidiosa. "Fifty, Fifty" da dinero, y esto siempre gusta. Además, el público puede responder desde casa a cuestiones que no son muy complicadas. Hay complicidad.

P.- Ya, pero hay tantos concursos para elegir...

R.- Sí, pero éste es de los pocos que producen acción-reacción. No se trata solo de ver la caja tonta, la gente ya no se conforma con ser un mero espectador.

P.- Cuatro se caracteriza por apostar por rostros nuevos. Usted es toda una veterana.

R.- Paula Vázquez, Nuria Roca y yo llevamos tiempo en esto y estamos en Cuatro. La cadena me ha abierto las puertas, pero mi relación es con la productora -Martingala-. Como buena jugadora, siento los colores, me siento chica de Cuatro.

P.- Entonces, "Fifty, Fifty" no es su único proyecto a la vista.

R.- No pienso en el futuro. Cada vez es más complicado sacar adelante un trabajo porque la competencia es mayor. Todos están muy pendientes de las audiencias para saber qué quiere la gente. Si surgen más proyectos, encantada, pero ahora estoy con este concurso.

P.- Vamos, que más que comunicadora, hay que ser psicóloga.

R.- Antes el público era más manipulable. No quiero decir que consumiera cualquier cosa, pero había menos televisiones, menos opciones de entretenimiento, y era más fácil atraer su atención. Ahora es muy exigente, tiene mucho donde elegir y hay que ofrecer lo mejor. Al espectador no se le puede engañar, solo ve lo que le apetece.

P.- Pues los expertos aseguran que la televisión es la misma.

R.- Es muy difícil inventar y cuesta mucho aceptar algo nuevo, por eso los buenos profesionales se valoran tanto.

P.- ¿Se siente usted reconocida?

R.- Me siento muy querida. Cuando no tenía programa y salía a la calle me decían que me echaban de menos... Y esto es lo que te mueve a seguir adelante. Yo no entiendo hacer un espacio sin el público delante. Sus caras, sus aplausos, sus reacciones, me hacen tomar el pulso a lo que estamos haciendo.

P.- Este verano, la tele es peor por los Juegos de Pekín.

R.- Los Juegos producirán una merma en todas las cadenas, arrastran a mucha gente. En esta época del año la fidelidad es imposible, se rompe la rutina y esto perjudica a todos los programas. Pero todavía hay personas en casa y hay que entretener a los que no se van.

P.- "Pasapalabra" se lanzó en verano y...

R.- Al principio tuvo unas audiencias horrorosas.

P.- Pasemos de estación. ¿Estará "Fifty, Fifty" en la parrilla de invierno?

R.- Creo que sí. Pero soy el último eslabón de un gran equipo, la última piececilla de todo un engranaje.

P.- ¿Por qué estuvo ausente de la pequeña pantalla año y medio?

R.- Necesitaba parar. Me ofrecían cosas que no me gustaban y decidí esperar. Luego, me llegó "Fifty, Fifty" al mismo tiempo que un reality, y me decanté por el concurso porque me gustó las versiones que vi en inglés e italiano.

P.- Supongo que estará harta de hablar de Christian Gálvez, actual rostro de "Pasapalabra".

R.- Lo está bordando y, si cabe, lo hará mucho mejor. Los programas no se hacen de hoy para mañana, pasa mucho tiempo hasta que lo haces tuyo, y más cuando en una semana grabas todo un mes.

P.- Los concursos están más de moda que nunca ¿teme que lleguen a saturar?

R.- Todos los formatos pueden cansar.

P.- Está escribiendo un libro infantil...

R.- Los niños son los grandes olvidados de la tele.

Etiquetas