Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

'REALITY SHOW'

Silencio, se rueda... la vida de Tom Cruise y Katie Holmes

La mediática pareja protagonizará un 'reality' en el que mostrarán su día a día en casa y cómo educan a su hija Suri.

Tom Cruise, durante el estreno en México de su última película.
Tom Cruise cambia el cine por un reality show
EFE

Los hay que huyen de las cámaras como de la peste y otros a los que todos los focos les parecen pocos. En los casos más extremos no es que les guste salir por la tele, es que han metido la tele en casa. El camino lo abrió el cantante Ozzy Osbourne y su familia, que dejaron entrar en su hogar a las cámaras del canal estadounidense MTV. Las últimas estrellas en abrir las puertas de su casa a los espectadores son Tom Cruise y Katie Holmes. No es por vanidad, sino para demostrar al personal que por muy devotos que sean de la Cienciología y la mayoría les considere una pareja más bien rarita, son 'normales', y que la pequeña Suri -la niña que mejor anda en tacones- está siendo educada sin excentricidades.

Claro que los Cruise mostrarán lo que ellos quieran que se vea porque el 'reality' se nutrirá de las imágenes domésticas que ha grabado el propio actor. "Ellos quieren mostrarse como una familia normal que hace cosas normales. Son conscientes de que a Katie se la percibe como una mujer con el cerebro lavado y quieren cambiarlo", contaba una supuesta amiga de la familia a la publicación 'Grazia Magazine'.

Parece que inicialmente Tom Cruise solo iba a grabar unos vídeos domésticos para dar el gusto a sus fans, pero que después le convencieron -previo cheque generoso- para hacer de esas escenas de familia un 'reality'.

Sabe por experiencia que otros se forraron. Como Kim Kardashian y su tropa, esa mujer que saltó a la fama por ser amiga de Paris Hilton y porque subieron a internet un vídeo suyo y de su novio subidito de tono. Ya que la habían visto de la manera más íntima, qué más le daba mostrarse comprando trapitos o en sus numerosos compromisos nocturnos. Copió de su amiga Paris, que también se prestó a salir en la tele con su otra amiga, Nicole Richie, con quien compartió aventuras viviendo como una granjera y recorriendo parte de Estados Unidos en caravana.

En la versión española, el inclasificable Pocholo recorría Ibiza con la miss Playboy Arantxa Bonete como copiloto. Viajaban sin un duro y a cada poco paraban para hacer algún trabajo que les diera para continuar con el loco viaje. Otro que también se prestó a que las cámaras le acompañaran en su día a día fue el jinete Álvaro Muñoz Escassi ('I love Escassi', Telecinco), que fue a la tele a buscar novia y contó sus truquitos en el arte del cortejo.

Porque en España los famosos no tienen reparo en mostrar su día a día en un reality -siempre que les paguen, claro-, aunque funcionan mejor en la modalidad de concurso. De hecho, en Telecinco organizaron un programa a medida, 'Gran Hermano VIP', con famosos de distinto pelaje, desde Kiko Matamoros a Marlene Mourreau, encerrados tres meses en una casa. También emitió una versión, en teoría, más glamourosa: 'Hotel Glam', con Tamara, Yola Berrocal o Malena Gracia.

Etiquetas