Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

RECOMIENDAN CAMBIAR DE CANAL

La OCU llama a no dejarse tomar el pelo por los concursos con número 905

"Se trata de un inmenso fraude al retener llamadas en espera de responder preguntas que suelen ser un atentado a la inteligencia", asegura la asociación.

"Huya de los concursos de televisión que invitan a participar con un teléfono 905". Esta es la recomendación de la Organización de Consumidores y Usuarios ante la proliferación, especialmente en los nuevos canales de TDT, de concursos que invitan a responder en antena preguntas que suelen ser un "atentado a la inteligencia" pero que en realidad representan un "inmenso fraude" al retener las llamadas o promover que se repitan para que la factura sea lo más elevada posible y revierta en el organizador del concurso.

La OCU recomienda a los espectadores que no se dejen tomar el pelo y cambien de canal ante un programa de este tipo, o al menos no caer en la tentación de llamar, puesto que las posibilidades no ya de ganar sino de participar son mínimas. Además, avisa de que estos concursos se emiten a cualquier hora y los niños pueden ser presa fácil, dado que las respuestas son aparentemente fáciles.

Tal y como denuncia la OCU, existen muchos concursos de televisión que invitan a los televidentes a participar a través de teléfonos que empiezan por 905, cuando estos números nacieron para prestar un servicio de "línea de encuesta y tratamiento de llamadas masivas", no para participar en concursos televisivos.

Para esta organización, este tipo de concursos constituyen un inmenso fraude que es preciso denunciar porque lo único que pretenden es provocar el mayor número de llamadas por medio de la propuesta de juegos y preguntas que, en su mayoría, constituyen un atentado a la inteligencia. "En el mejor de los casos, quien llama entra en un sorteo para poder acceder al concurso, con lo que ese acceso depende no de que se conozca o no la respuesta a la cuestión planteada sino de la suerte y, en consecuencia, del número de llamadas que se haga", señaló esta entidad en un comunicado.

La OCU afirma que se utilizan los teléfonos que empiezan por 905 para evitar la regulación más estricta de los 806, a través de los que se deberían ofrecer este tipo de concursos. Los teléfonos de todos los concursos televisivos pertenecen al nivel más caro de los posibles: los que como cuarta cifra tienen un 0 o un 4, destaca la OCU.

Indicios de estafa

También se denuncia que nunca se informa de la mecánica del concurso, que resulta compleja, farragosa y de imposible comprensión, ya que, en ningún caso, el acceso del que llama es directamente al concurso sino que pasa por una serie de filtros que hace muy improbable la participación.

Además, se anuncian como programas en directo cuando, por regla general, se accede a una grabación que simplemente anima a volver a llamar, a pesar de que en ese momento el presentador esté negando en pantalla la existencia de llamadas. Además, y esto podría constituir una estafa, porque algunos de los teléfonos de participación permanecen abiertos fuera del horario del programa.

La OCU lamenta que este "nuevo abuso" con los consumidores se produzca sin que desde la Administración se intervenga con contundencia para controlar este tipo de servicios. "Los 0,152 euros que Hacienda se lleva de cada una de las llamadas no pueden justificar nunca un nivel tan preocupante de inacción", dice.

Además, la leyenda "Bases depositadas ante notario" que suelen utilizar traslada la falsa imagen de un aval, el del notario, que en este caso no existe, ya que ese depósito no constituye ninguna garantía para el usuario.

Etiquetas