Despliega el menú
Comunicación

CUATRO

Keanu Reeves y Sandra Bullock a toda velocidad

'Speed: Máxima potencia' es una película de acción que sirvió para popularizar a Sandra Bullock.

Cuatro ofrece esta noche, a las 22.15, 'Speed: Máxima potencia', una trepidante cinta de acción que se convirtió no sólo en un gran éxito de taquilla, sino en un hito del cine de acción de los noventa; y que sirvió de lanzadera al director holandés Jan de Bont, que posteriormente se haría cargo de otras proyectos de acción y suspense como 'Twister', 'La guarida' y 'Lara Croft Tomb Raider: La cuna de la vida'.

Tras ponerse a las órdenes de Bernardo Bertolucci en 'El pequeño Buda', Keanu Reeves se metió en la piel del agente Jack Traven en 'Speed'. Un giro radical que no pillaría por sorpresa a los incondicionales del actor, que ya había alternado en su carrera trabajos tan distintos como 'Mucho ruido y pocas nueces', el visionario 'Dracula' de Bram Stoker de Coppola o la transgresora 'Mi Idaho privado', que se convertiría instantáneamente en un referente gay por excelencia.

Sandra Bullock encontró en el papel de la heroína por accidente Annie Porter un firme cimiento para los primeros años de su carrera, habiendo aparecido tan sólo un año antes en 'Demolition Man'. El papel de villano, por el contrario, recayó en un intérprete consolidado: Dennis Hopper, que se ha paseado por títulos míticos de la Historia del Cine tan dispares como 'Rebelde sin causa', 'Easy Raider' o 'Apocalypse Now'.

La película, que se hizo con dos Oscar, conoció una secuela con personajes diferentes aunque de nuevo dirigida por De Bont e interpretada por Sandra Bullock, en donde se cambiaba autobús por un barco, con un esquema argumental muy similar.

Etiquetas