Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

UN LOCUTOR ÚNICO

El mundo del deporte español llora la muerte del comentarista Andrés Montes

El baloncesto, especialidad a la que dedicó más años de su carrera, ha sentido especialmente la desaparición del singular periodista.

La muerte del inventor del 'tiqui taca', el popular comentarista deportivo Andrés Montes, sacudió la opinión pública la noche del pasado viernes. El cuerpo sin vida de Montes, que tenía 53 años, fue hallado por un familiar en su domicilio madrileño, sin rastros de violencia, y todavía no ha trascendido ningún detalle que pueda esclarecer el suceso, a la espera de la autopsia oficial.

 

El mundo del baloncesto, al que Montes dedicó más de tres décadas de carrera profesional antes de simultanearlo con el fútbol a partir del Mundial 2006, lamentó especialmente el súbito final del periodista. José Luis Llorente, ex base del CAI Zaragoza, el Real Madrid y la selección Española, habló en nombre de la Asociación de Balocentistas Profesionales de España, que preside actualmente. "Es un día triste para el baloncesto, porque Andrés era un símbolo. Vivió la explosión de nuestro deporte en los ochenta y estuvo muy unido a todo el mundillo que rodeaba las canastas".

 

José Manuel Calderón, el base extremeño de los Toronto Raptors, compartió tareas de comentarista con el fallecido durante su última asignación: la cobertura del Eurobasket de Polonia del mes pasado, en el que la selección española cosechó la medalla de oro. "Las dos semanas que pasamos juntos en Polonia fueron muy intensas, llenas de emociones y buenos momentos. La verdad es que es un palo muy fuerte y me siento muy triste". Andrés Montes expresó en cada partido, a pesar del titubeante comienzo de la 'roja', su convicción de que se conseguiría el oro. "Está en Polonia, no en Moscú", repetía cada jornada con su peculiar estilo.Los ex jugadores Juanma Iturriaga y Epi también compartieron micro con Montes en el Eurobasket. En el terreno futbolístico, el comunicador hizo triplete con dos antiguos delanteros de la selección, Kiko y Julio Salinas.

 

Salinas dijo ayer que con él "se va un trozo" de su corazón. Andrés pasará a la historia por dar un enfoque diferente a la narración de fútbol. Nos ha dado muchas clases con sus frases y debemos quedarnos con una que repetía muchas veces. La vida puede ser maravillosa. Era un compañero del alma, muy especial para mi. Era un genio de la comunicación".

 

El futbolista vasco recordó que "hablé hace unos días con él. Se estaba comiendo el coco, le habían quitado la ilusión de seguir en la tele. Sabíamos de sus problemas de corazón, pero siempre fue un hombre con mucha energía para el trabajo. Le daba la vida. A veces lo pasaba mal para subir a la zona de transmisión y cuando empezábamos, se transformaba".

Etiquetas