Despliega el menú
Comunicación

CUATRO

El futuro del Seattle Grace, en peligro

El popular hospital en el que transcurre la serie 'Anatomía de Grey' sufre las consecuencias de la crisis.

El asfixiante ritmo de trabajo del hospital Seattle Grace no entiende de duelos ni despedidas, y sus empleados deberán hacer frente a la muerte de George sumidos en su habitual torrente de trabajo. Sin embargo, la doble entrega de estreno de la serie de Cuatro Anatomía de Grey servirá este martes, a las 22.30 horas, para demostrar que los problemas no han hecho más que empezar. Muy pronto, todos los trabajadores del Seattle Grace verán pender su futuro de un hilo. La crisis económica por la que pasa el hospital podría saldarse con una oleada de despidos, sobre todo si se consumase la fusión con el Mercy West, su mayor competidor.

En 'Adiós', el tiempo pasa, pero aun es necesario buscar distracciones para superar la pérdida de George. Cada uno de los compañeros y amigos del fallecido pasarán de manera diferente las cinco fases de duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Mientras la salud de Izzie va mejorando poco a poco, su relación con Alex tendrá algunas dificultades.

Por su parte, el doctor Hunt está dispuesto a superar sus crisis, que incluso llegaron a poner en peligro la vida de Cristina. Ambos asisten por primera vez a terapia con la psicóloga Wyatt. La primera pauta que les encomienda es mantener abstención sexual. Por el contrario, Meredith y Derek parecen encontrar en el sexo su mejor distracción ante los malos momentos.

Y Callie, tras su salida del hospital Seattle Grace, comienza su primer día de trabajo en el Mercy West. Para su sorpresa, su primer paciente será Webber, que debe ser atendido tras sufrir un pequeño accidente. Más tarde, de vuelta en el Seattle Grace, se ve obligado a comunicar a su equipo una noticia que cambiará el futuro del hospital.

Por otro lado, en 'Siempre siento que me están observando', tras varias semanas de recuperación, Izzie vuelve al trabajo y se encontrará que el ambiente del hospital es cada vez es más tenso. Tras el anuncio del jefe de la fusión con su mayor competidor, el hospital Mercy West, todos temen por sus puestos de trabajo. Por un lado, Cristina considera que la mejor opción para salvarse es unirse a Arizona y especializarse en pediatría, algo que jamás se hubiera planteado.

Y por otro lado, el caso que ocupa a Bailey y Alex se complicará cuando intervenga en el proceso el hijo esquizofrénico de la paciente.

Etiquetas