Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

TVE 1

El escritor al que confundieron con un churrero

La aparición del narrador oscense Óscar Sipán despistó a los participantes del programa "Identity"

Tramo decisivo del concurso "Identity" (los lunes, a las 23.00, en TVE 1). Mucho dinero en juego, máxima tensión. Se abre el panel y, entre las doce personas que se ven -y cuyas profesiones deben adivinar los concursantes-, aparece un escritor y editor aragonés bien conocido en el mundillo literario de la comunidad.

Es Óscar Sipán, uno de los propietarios de la exquisita editorial Tropo, y famoso, entre otras cosas, por haberse ganado la vida durante unos años presentándose a concursos literarios (tiene más de cien premios en su haber, todo un récord). Ese es precisamente el logro que le valió la invitación del programa: los concursantes tenían que adivinar, con solo mirarle y escuchar una frase suya, que él era el escritor que ha ganado todos esos galardones. Ninguno acertó. Le atribuyeron otros tres oficios que también estaban representados en el panel: experto en polígrafos, churrero y estibador. Al parecer, es verdad que el hábito no hace al monje: si existe el "aspecto de escritor", Sipán no da el tipo.

El público está acostumbrado a ver a los escritores en sesudos programas de debate y de entrevistas, "hablando de su libro", como el difunto Umbral. El también difunto Cela dio mucho juego amenazando con sacarse un litro de agua por el recto en un programa de Mercedes Milá, pero, por lo general, los escritores no frecuentan saraos que no les son propios. ¿Cómo llegó el autor de la "Guía de hoteles inventados" a "Identity"?

"La culpa la tuvo un reportaje de HERALDO", responde riendo. "Me mencionasteis como uno de los autores que más premios literarios ha ganado en España, y una redactora del programa, que es de Zaragoza, lo leyó y me llamó para participar -prosigue-. La verdad es que al principio pensé en no ir. ¿Qué pinto yo en un concurso de la tele? Pero al final me animé, fue una experiencia divertida".

Sipán llegó a los estudios de TVE por la mañana y estuvo en ellos todo el día para una aparición de unos pocos minutos. "Una guionista me asignó por la mañana una frase y me dijo: 'Tú eres la clave' -relata el escritor-. Es decir, yo estaba estratégicamente situado en el desarrollo del programa para despistar a los concursantes". La frase que le definía era: "Aunque es ya muy vieja, sigo usando la misma máquina". La máquina de escribir, claro, pero los concursantes no cayeron y pensaron que la máquina era para hacer churros o para detectar mentiras (en el grupo había una experta en polígrafos que también era aragonesa).

No hubo rencores. Esa misma noche, Sipán se fue de cañas por Madrid con los concursantes que le atribuían el oficio de churrero. Eso sí, no se sabe si acabaron de amanecida tomando el clásico chocolate con churros.

Etiquetas