Despliega el menú
Comunicación

TDT

El apagón se adelanta en Aragón

Faltan dos años exactos para el definitivo apagón analógico en España, aunque más de cien municipios aragoneses se adelantarán a esa fecha. Entre las primeras localidades que dirán adiós a la televisión tradicional están las ciudades de Zaragoza y Teruel.

Mientras los expertos discuten sobre si se trata de un "apagón analógico" o de un "encendido digital", lo único seguro para los ciudadanos de a pie es que dentro de dos años el modo de ver la televisión habrá cambiado. El 3 de abril de 2010 ya no se emitirán más señales televisivas de forma tradicional, en analógico, y todos los espectadores habrán tenido que subirse al tren de la televisión digital. Sin embargo, los aragoneses tendrán que estar atentos porque en muchas zonas de nuestra Comunidad se van a adelantar a esa fecha: los llamados "planes de transición" propiciarán que en el verano de 2009 más de cien municipios aragoneses vivan su particular apagón analógico.

Todo el entorno del área técnica de La Muela se verá afectado por este adelanto, que llevará la vanguardia de la digitalización televisiva a localidades a buena parte de la comarca del Moncayo, a la práctica totalidad de la ribera del Jalón e, incluso, a Zaragoza capital. También se verán afectados los municipios turolenses de Bádenas, Nogueras, Santa Cruz de Nogueras y la capital provincial, mientras que en la vertiente oscense, de momento, solo la localidad de Loarre se sumará a este primer plazo que tiene como fecha límite el 30 de junio de 2009.

Con estas medidas, el 11,6% de los españoles ya verán la tele únicamente en TDT, aunque hará falta un segundo "acelerón" para impulsar el cambio. Éste se producirá el 30 de diciembre de 2009, y en esta segunda fecha se verán afectadas localidades cincovillesas como Sos del Rey Católico, Sádaba o Uncastillo, así como municipios oscenses como Ansó, Fago o casi todo el valle de Echo. Fraga y otras ciudades limítrofes con Lérida también entran en este plazo, así como la zona del Maestrazgo turolense y buena parte del Bajo Aragón, que se sumará al apagón analógico en la Navidad del 2009.

Para Aragón hay previstos cinco proyectos de transición, aunque a muchos municipios aragoneses también les afectará lo que suceda en zonas limítrofes como Soria o Tarragona. Así, hay que tener en cuenta las "áreas técnicas" de Alpicat, Monreal (Navarra) o Tortosa.

De hecho, la fecha límite en la que tendrá lugar el cese definitivo de emisiones analógicas en toda España, justo dentro de dos años, el 3 de abril de 2010, apenas quedará casi toda la provincia de Huesca, dependiente del área técnica de Arguis, pendiente del cambio de sistema.

"Dos años pueden parecer mucho tiempo, pero en realidad los apagones territoriales se van a producir mucho antes, por eso no debemos bajar la guardia. Hay que transmitir a la sociedad, sin margen para la duda, que si no adaptamos nuestro televisor a la TDT, en pocos meses simplemente no podremos ver ningún canal de televisión en abierto", afirma Andrés Armás, director general de Impulsa TDT.

Sin embargo, a pesar de que la Administración insiste en que la implantación de la televisión digital avanza a "un buen ritmo", aún hay muchas dudas y falta concienciación de los espectadores -que habrán de comprar sus receptores de TDT y las comunidades de vecinos -que habrán de adaptar sus antenas-. Así, la Asociación de Telespectadores y Radioyentes considera que las fechas previstas para el desembarco de la TDT son "un brindis al sol" y denuncia, como otros expertos, la ausencia de una Ley General Audiovisual. Además, de momento, la TDT es motivo de decepción para muchos espectadores dado que los contenidos no son originales sino que se limitan a repetir hasta la saciedad capítulos de "Farmacia de guardia" o "Médico de familia".

Etiquetas