Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

CUATRO

Consolar a la inconsolable en 'Reforma sorpresa'

La vida de Enriqueta cambió radicalmente cuando su marido murió por enfermedad, un amor que había durado más de 50 años y que se desvaneció sin que Enriqueta hubiese tenido tiempo de despedirse.

Jamás podrá olvidarlo, dice, y siete años después de esta muerte aún llora a diario, se siente sola y desamparada sin su compañía y su casa es un mausoleo de fotos y recuerdos del padre de sus cinco hijos.

Ahora, sus hijas Dolores y Sacramento quieren sorprenderla en Cuatro reformándole esa casa obsoleta donde ellas han crecido, una reforma que les ayude a eliminar todos los elementos que la puedan entristecer.

Quieren poner colores alegres y vivos y quitar los tonos ocres de los muebles y que su madre deje de llorar a diario. El decorador Pepe Leal y todo el equipo de 'Reforma Sorpresa' serán los encargados de tan delicada misión.

Etiquetas