Despliega el menú
Comunicación

DURANTE SU VISITA A ZARAGOZA

Campo Vidal dice que el nivel de comunicación en España es "bajo"

El periodista considera que el nivel comunicativo de los políticos en España, en general, "está en la media del país", con tendencia a la baja.

El sociólogo y periodista momentos antes de conversar en el foro que ha tenido lugar en Santander
Manuel Campo Vidal defiende la TDT de pago
EFE. ESTEBAN COBO

 El periodista Manuel Campo Vidal, moderador del debate entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy, ha afirmado hoy que el nivel de comunicación en España es "bajo" y "esa inferioridad nos hace perder oportunidades" dentro y fuera.

El nivel comunicativo de los políticos en España, en general, "está en la media del país", con tendencia a la baja, ha dicho a Efe Campo Vidal, que este jueves ha presentado en Zaragoza su libro "¿Por qué los profesionales no comunicamos mejor? Los siete pecados capitales del mal comunicador".

El periodista resalta algunas excepciones "muy interesantes", como Adolfo Suárez, con un "magnetismo extraordinario", Felipe González o Jordi Pujol, que en su estilo comunicaba de una manera "muy eficaz".

También ha citado a José María Aznar como un caso que en un principio "parecía tener menos dotes" pero que tras muchas sesiones dedicadas a mejorar, "realmente progresó" y "colocaba y coloca los titulares muy bien".

Para Campo Vidal, el problema está en el sistema educativo español, que se olvidó de enseñar idiomas, comunicación y espíritu emprendedor.

Precisamente, son esas las cualidades necesarias para salir de esta crisis económica, la cual España afronta "con una cualificación en habilidades de comunicación muy baja", ha dicho.

Su libro va destinado a los profesionales de cualquier especialidad -arquitectos, ingenieros, médicos o policías-, ya que es un libro muy práctico que ayuda a superar la asignatura de la comunicación.

Ha alertado de que los profesionales que salen de las universidades salen hoy "con los mismos problemas", aunque es cierto que el Plan Bolonia ya empieza a introducir asignaturas relacionadas con la comunicación y también algunas universidades le conceden mucha importancia, "pero no es común".

Por ello, "este es un problema de los jóvenes profesionales y de los viejos rockeros de la profesión", ha indicado.

Sobre el debate entre Rubalcaba y Rajoy, Campo Vidal ha reiterado que fue una situación "extremadamente tensa", ya que uno de ellos va a ser presidente del Gobierno en pocas semanas y el otro "pegará carteles durante los próximos cuatro años, si le dejan en su partido".

"Cada uno de ellos debía tener su estrategia" y al parecer "les salió bien" a ambos, ya que sus equipos salieron "bastante satisfechos", y no ha sido un debate -en su opinión- de "a ver quién arrolla a quién" porque "los dos tienen suficiente presencia y formación como para que no le arrollen".

Ha reconocido que le sorprendió "lo mucho que leyó" Rajoy, aunque también ha opinado que "las grandes declaraciones en los momentos cruciales se leen", y ha puesto como ejemplo al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que también leyó en su discurso de investidura.

El periodista -que también moderó el debate de 1993 entre González y Aznar y el de 2008 entre Zapatero y Rajoy-, ha insistido en que en un formato como éste, en el cara a cara, "lo más difícil es conseguir que se haga".

"Tienes que hablar, negociar, conseguir, ver la oportunidad, y también ofrecerles garantías", ha dicho Campo Vidal, para quien un debate "es una suma de confianzas".

Sobre este asunto, ha comentado que es necesaria la confianza del candidato en sí mismo, del candidato con su equipo, de su equipo con el candidato, de todos ellos con la entidad que lo organiza, que en este caso fue la Academia de Televisión, y de modo muy especial con el moderador y el realizador.

Y a su juicio, lo bueno de este formato es "que las preguntas se las hagan entre ellos, y vaya si se las hicieron", porque aunque esta cita se prepara "al detalle", luego "hablan de lo que creen conveniente".

Etiquetas