Despliega el menú
Comunicación

INTERNET

Burlas y venganzas amorosas en la red

Las suplantaciones de identidad en las redes sociales y los robos en cuentas de correo se mulitiplican. El objetivo es la gamberrada, entre los más jóvenes, y el daño emocional o el beneficio económico, entre los adultos.

La escritora Lucía Etxebarría ha denunciado en un artículo que alguien que utiliza su nombre "ha colgado su perfil en Twitter y va relatando los avatares de su (mi) vida". Casos como este, de suplantación de personalidad, proliferan al amparo de la falta de protección en las redes sociales.

 

Personajes populares como Mariano Rajoy; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; o el humorista José Mota han visto circular por las redes sociales falsos perfiles con su identidad, creados a veces por enemigos, en el caso de los políticos, o por gente que persigue un beneficio económico, en el de Mota.

 

Además de esta, hay otra forma de suplantación, explica el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, que consiste en apoderarse del perfil, de la cuenta de una persona en la red social y meter en ella información que la pueda comprometer.

 

La experiencia de Domingo es que este tipo de conductas se dan "entre personas del mismo entorno. Entre la gente joven, el objetivo es hacer una gracia, y en los adultos, hay muchos novios o novias despechados que quieren poner a su ex pareja en situaciones violentas o incómodas". Recomienda utilizar claves seguras con dígitos y letras, huir de las contraseñas sencillas, como la fecha de nacimiento, o fáciles de deducir.

 

La empresa de seguridad informática Recovery Labs aseguraba en un estudio publicado el 28 de mayo, que en 2008 una de cada tres solicitudes de peritaje (33,3%) estuvo relacionada con los robos de identidad en cuentas de correo, programas de mensajería instantáneo y redes sociales. Un porcentaje que un año antes fue del 5%.

 

Las redes -afirma Juan Martos, responsable de peritaje de la citada empresa- se están convirtiendo en el medio "idóneo" para estas prácticas, porque con el nombre y la contraseña del usuario se puede acceder a información confidencial. "Su principal objetivo -asegura- es la venganza emocional".

Etiquetas