Comunicación
Suscríbete por 1€

'Intimidad', un grito de sororidad contra la violencia machista digital

Netflix estrena una serie protagonizada por Itziar Ituño y Patricia López Arnaiz que visibiliza las consecuencias devastadoras que puede tener una violencia que sufren principalmente las mujeres.

Netflix estrena este viernes 'Intimidad'.
Netflix estrena este viernes 'Intimidad'.
Netflix

¿Qué hacer cuando un vídeo sexual irrumpe en la vida de una política con un futuro prometedor: dimitir, hacer como que no pasa nada, buscar justicia…? Este viernes se estrena en Netflix 'Intimidad', una serie protagonizada por Itziar Ituño y Patricia López Arnaiz que visibiliza las consecuencias devastadoras que puede tener una violencia que sufren principalmente las mujeres.

Es la conocida como violencia de género digital, que en esta serie protagonizada por mujeres y creada por mujeres -con guiones de Laura Sarmiento ('Matadero', 'La Zona') y Verónica Fernández ('Caronte', 'Hache')- sufren principalmente dos de sus protagonistas.

Una forma de violencia que es más sufrida por las mujeres que por los hombres, según los últimos datos del Ministerio de Interior correspondientes a 2019 que destacan que, por ejemplo, el 86% de las víctimas de acoso sexual por cibercriminalidad son mujeres.

"Hay ataques a hombres y mujeres pero hacia las mujeres son más encarnizados y esto tiene que ver con el estado de las cosas, con que las mujeres tenemos más desventajas y cuando recibimos ataques suelen ser más bestias", cuenta a Efe en una entrevista Itziar Ituño, que da vida a una de las agredidas en la serie.

Es Malen y está más viva que nunca, en pleno ascenso político, aunque su mundo se pone del revés cuando un vídeo de contenido sexual con un hombre que no es su marido se hace viral e irrumpe en su mente la pregunta antes mencionada. ¿Debe retirarse, ante las presiones de las viejas glorias de su partido? ¿Debe hacer como que no pasa nada, para que todo pase rápido? ¿O debe plantar cara a lo sucedido y luchar por hacer justicia?.

La otra víctima es Ane (interpretada en la serie por Verónica Echegui) y está muerta. Se suicida en una playa del País Vasco -donde transcurre la serie- en una de las primeras escenas, tras no poder soportar las burlas y la presión que sufre por parte de sus compañeros de fábrica después de que un exnovio viralice imágenes sexuales suyas.

Un caso que recuerda a la carretillera de la fábrica de camiones Iveco que se suicidó en 2019 en Madrid por motivos similares, aunque Sarmiento y Fernández aseguran que escribieron antes los guiones.

"Es un tema que no está tan tratado (en la ficción) y creo que necesita mucha reflexión y hay que mirarlo mucho, que es el tema de la tecnología y del acoso que se da en redes, toda la violencia que hay", cuenta a Efe Patricia López Arnaiz, quien interpreta a Begoña, la hermana de Ane, quien emprende una lucha de David contra Goliat por hacerle justicia.

A Ituño, Echegui y López Arnáiz se unen las actrices Emma Suárez, Ana Wagener y Yune Nogueiras, en una serie protagonizada y creada por mujeres, contada desde los ojos y el estómago de mujeres con una herida común. "Ya era hora de una serie así, con un montón de mujeres cabeza de cartel y así de potente", apunta Ituño sobre su primera serie como protagonista tras 'La casa de papel'.

La ficción también tiene personajes masculinos que ejercen de cómplices, algunos, de agresores, la mayoría, y de compañeros que se adaptan a lo que van viviendo. "Algunos tienen una evolución dentro de la serie y son un buen reflejo de lo que queremos que pase en la realidad", apunta Ituño.

Si hay una palabra que viene a la mente de las actrices al hablar de este proyecto, producido por Txintxua Films para Netflix, es sororidad.

"La serie transmite esa sororidad entre los personajes. Un lugar común, se reconocen. Todos los personajes cuando se encuentran conectan porque han pasado por lugares comunes, han vivido abusos, independientemente de la generación y de la edad de los personajes", apunta Emma Suárez, que interpreta a la protectora de Miren en el partido.

Esa "sororidad" que surge, insiste por su parte Anna Wagener, en “la herida común” que tienen todas ellas. "Se está conquistando cada vez más espacio, pero está costando, porque tenemos una mochila muy pesada de generaciones atrás. Y aquí vemos a mujeres que van a tomar decisiones a pesar de jugársela y de perder cosas en el camino para posicionarse. Me parecen ejemplares", señala la actriz, que se ha metido en la piel de una fiscal que hará todo lo posible para concienciar a las víctimas de que lo son y de que tienen que pelear por hacer justicia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión