Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

Rocío Carrasco narra las agresiones de su hija en su documental, pero pide eliminar 11 minutos con los detalles más duros

Este miércoles Telecinco emitió un nuevo episodio de 'Rocío. Contar la verdad para seguir viva'.

Rocío Carrasco durante la entrevista
Rocío Carrasco durante la entrevista
HA

"Era el último día del cursillo de verano. Me levanté para despertarla. Me había dicho que estaba mal del estómago y quería desayunar una nectarina. Yo le dije que mejor se tomara unas ciruelas, que le iban a hacer bien. Y se desencadenó todo. Me desafió y se guardó la fruta. Al ir yo a cogerla me cruzó la cara. Y empezó a pegarme, pero mientras me agredía decía: 'No me pegues, no me pegues'. Y yo la miraba y era ella la que me estaba pegando a mí. Sabía que eso obedecía a algo que no era normal". Así narra Rocío Carrasco el comienzo de uno de los peores días de su vida, aquel en el que sufrió una paliza por parte de su hija, Rocío Flores, cuando esta tenía solo 15 años, del que responsabiliza a su ex marido, Antonio David Flores.

Telecinco emitió este miércoles por la noche un nuevo capítulo de la serie documental 'Rocío. Contar la verdad para seguir viva' en el que la protagonista revivió algunos de los episodios más difíciles que ha vivido con su hija. Sin embargo, la presentadora del espacio, Carlota Corredera, explicaba al inicio del programa que Carrasco había pedido eliminar 11 minutos de la grabación con los detalles más duros para proteger a Rocío Flores, a la que se dirigió mirando a cámara: "Si quieres ver los fragmentos eliminados los tienes a tu disposición para que lo hagas en la más absoluta intimidad"

Carrasco ya había reconocido en una entrevista previa que el último día que vio a su hija en persona fue aquella jornada, el 27 de julio de 2012, en la que, según su relato, terminó en el hospital después de haber perdido la consciencia por los golpes recibidos. Pero en el capítulo de este miércoles profundizó en su relato explicando más detalles de aquel día.

"Lo siguiente que recuerdo es a Fidel reanimándome, poniéndome un aparato de pulsaciones, cuando volví en sí las tenía en 140 y le decía ¡Fidel, la niña!", recordó.

Carrasco repasó los problemas de convivencia que venían arrastrando en casa y reconoció que incluso llegó a haber "una agresión con un cuchillo", entre otras amenazas. Contó cómo un día pilló a su hija fumando en su habitación y al recriminarle por ello, le respondió apagando el cigarro en el colchón: "La próxima vez quemo la casa contigo dentro".

La hija de Rocío Jurado explicó también su versión de la denuncia de Rocío Flores contra ella por maltrato. Según su relato, recibió una llamada de su abogado para contarle que su exmarido había pedido al juez quedarse con la custodia de su hija argumentando el maltrato psicológico al que la sometía y que Rocío Flores defendió en el juzgado diciendo que la llamaba "gorda" o que se la quería quitar de en medio mandándola a estudiar a Estados Unidos. “Pensaba que me iban a quitar la custodia”, confesó Carrasco, pero aseguró que el juez no vio argumentos para quitarle la custodia de forma urgente, aunque sí encargo informes para estudiar los hechos. 

Carrasco aseguró que Antonio David Flores le amenazó a la salida de los juzgados aquel día: "Rociíto, como mi hija me llame y me diga que ha tenido algún problema contigo no te salvan ni los geos", asegura que le dijo. Y admite que sintió miedo de llevarse a su hija a casa en ese momento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión