Despliega el menú
Comunicación

Eduardo Casanova: "Trabajar en una serie es precioso, pero muy tenso"

Casanova (Zaragoza, 1971) dirige una trama que se mantiene en la programación de televisión desde hace 15 años: ‘Amar es para siempre’ (Antena 3).

El director aragonés, en plena grabación de la serie.
El director aragonés, en plena grabación de la serie.
Manuel Fiestas Moreno

‘Amar es para siempre’, ¡hasta en tiempos de pandemia!

Teníamos capítulos hasta el 11 de junio y el objetivo era no interrumpir la emisión. Decidimos concluir la grabación antes del decreto de estado de alarma. Hasta el 25 de mayo estuvimos sin filmar, pero trabajando, porque preparamos guiones, escenarios... Fueron momentos de incertidumbre, también porque a la vuelta había que cumplir nuevos protocolos.

¿En qué ha cambiado el rodaje?

Construimos más camerinos en tiempo récord, trabajamos con las medidas de protección, desinfectamos el vestuario, nos toman la temperatura... Fuimos la primera serie que arrancó después del confinamiento y teníamos esa responsabilidad, incluso de cara a la industria. Había que demostrar que volver era seguro. Un esfuerzo nada comparable con el sufrimiento personal de muchas familias.

Ahora se sigue amando, pero sin besos ni abrazos.

Una serie diaria puede aguantar estas medidas mejor que otro formato, porque nuestro lenguaje es más referido, en parte por la hora de emisión. Estamos acostumbrados a ser muy elegantes cuando contamos según qué cosas. En el romance de Luisita y Amelia se echan de menos los besos y los abrazos, pero es lo que toca como profesionales y ciudadanos. Nuestros espectadores lo entienden y creo que lo que agradecen.

Por cierto, Amelia en la ficción es de Zaragoza. ¿Casualidad?

(Ríe). Existen bastantes referencias porque a muchos del equipo nos unen lazos con Zaragoza y siempre que puedo hago homenajes a mi tierra. Vivo en Madrid desde hace 30 años y me siento muy madrileño, pero no he dejado de considerarme aragonés. Cuantos más años cumplo y más tiempo llevo fuera, más aragonés me siento. También me acompañan elencos aragoneses.

Itziar Miranda, Jorge Usón, Luisa Gavasa, Ana Labordeta...

Y seguirá habiendo. La próxima temporada veremos a la zaragozana Sara Vidorreta. Prometo que no lo busco, pero me hace mucha ilusión cuando me lo dicen.

¿Cómo llegó a la perpetua serie de la sobremesa?

Empecé con giras de Mecano, Alejandro Sanz, La Unión o Julio Iglesias. Entonces el audiovisual estaba en pleno auge. Después de 10 años haciendo programas y retransmisiones deportivas llegué a la ficción. Comencé con ‘Un paso adelante’ y después ‘Mis adorables vecinos’. Más tarde surgió la oportunidad de ‘Amar en tiempos revueltos’ y ‘Amar es para siempre’.

¿En qué consiste el trabajo de un director de una serie diaria?

Tienes que estar con una visión panorámica sobre todos los departamentos y estar a su lado, no encima. Delego porque confío en la gente, es mi forma de trabajar. Una serie diaria es un trabajo que te puede enterrar si no lo gestionas bien. Claro, emitimos 250 capítulos por temporada. Trabajar en una serie es precioso, pero muy tenso, la dinámica es muy dura. Lo más importante es controlar el argumento de principio a fin y a los los actores, ensayar con ellos.

Después de 15 años, ¿qué siente cuando ve la plaza de los Frutos, un eje de la serie?

Orgullo, porque esa plaza y a los asturianos -los protagonistas- ya los conoce casi todo el mundo. Es el esfuerzo de todo un equipo que tengo la suerte de liderar y que confía en mí, en la visión y en la idea. También me enorgullece que al principio era complicado conseguir según qué elenco y ahora muchos actores quieren venir.

La trama ha saltado de las conversaciones de mayores a nutridos hilos de Twitter. ¿Cómo se conecta a varias generaciones?

Hay algo que desconocemos que hace que le guste a la gente. Creo que es porque contamos la historia de nuestro país a través de personajes queridos por el público. Una abuela recuerda aquellos años y le gusta verlo con sus hijos y nietos para enseñar cómo era su vida. El problema de nuestros abuelos es que conservan pocas fotografías. Es decir, han contado esas historias, pero de esta forma las pueden visualizar.

Han relatado desde la Guerra Civil hasta la matanza de Atocha.

El departamento de guion atesora mucha cultura. La novena temporada comenzará con la ‘Operación Galaxia’ y la ‘Operación Argala’.

Así que ya estamos en 1978, ¿qué recuerda de ese año?

Tenía 7 años. No puedo evitar sonreír de oreja a oreja. Me acuerdo de ir al colegio de los Agustinos y de los veranos en Juslibol.

¿Y qué le une con ese barrio?

Nació mi padre, bautizamos a mi hijo, también comulgó allí y me hubiera casado si la iglesia no hubiera estado en obras. Por cierto, también me vienen a la memoria los ponis del Parque de Atracciones. Pasar la tarde allí era un acontecimiento: el barco Mississippi, la Casa Magnética...

Etiquetas
Comentarios