Despliega el menú
Comunicación

Un autobús inoportuno estropea el vídeo del día

Una televisión estadounidense grababa el derrumbe de un edificio. Y la cosa no salió bien.

El Georgia Dome, antes del derrumbe.
El Georgia Dome, antes del derrumbe.

El derrumbe controlado de un edificio siempre es un espectáculo. Por eso, el canal estadounidense de televisión Weather Channel preparó con mimo este lunes la emisión en directo del hundimiento del Georgia Dome, un antiguo estadio de la ciudad de Atlanta.

Las cámaras estaban preparadas y el sonido listo. Se pudo escuchar la cuenta atrás, antes de que una primera explosión marcase el inicio del derribo... y un autobús blanco se paró justo delante de la cámara e impidió grabar los apenas 15 segundos que duró la caída del edificio.

De fondo, se aprecia la rabia del locutor por semejante faena, aunque matizada por los pitidos que en Estados Unidos tapan los tacos en televisión. Y se escuchan muchos pitidos.

El vídeo llevaba ayer más de 109.000 visualizaciones en Youtube y provocó chistes y carcajadas en las redes sociales por la mala suerte de los cámaras del canal televisivo. Y por el don de la empresa de transportes para convertirse en protagonista de la jornada y llevarse una inesperada publicidad gratuita.

"El Marta bus del que estamos hablando... Quizá la primera vez en la historia en que un autobús cumple perfectamente su horario", dice este otro:

Y hasta el portavoz de la Cámara de Representantes de Florida, el político republicano Richard Corcoran, hizo chistecillos al respecto. "Estaba haciendo un profundo análisis sobre la Costitución y entonces...", escribió en su Twitter.


Etiquetas
Comentarios