Despliega el menú
Comunicación

Travesuras de un niño con la voz idéntica a la de Ava Gardner

El pequeño se dedicaba a hacer pedidos a los estudios cinematográficos haciéndose pasar por la famosa actriz.

Noticia publicada en HERALDO DE ARAGÓN
Travesuras de un niño con la voz idéntica a la de Ava Gardner

HERALDO se hizo eco el 15 de julio de 1967 de la historia de un niño californiano de 12 años que aprovechó el increíble parecido de su voz con la de la estrella de cine Ava Gardner para hacer varios pedidos telefónicos de productos (flores, aparatos de televisión, productos de manicura) y otras solicitudes de servicios durante tres meses a los estudios de la Columbia y la Metro Goldwyn Mayer, que eran rápidamente aceptados por el personal, en la creencia de que la gran Ava los solicitaba en persona. La gamberrada tuvo un costo de varios cientos de dólares, cantidad considerable para la época. La policía detuvo al chiquillo, aunque debido a su edad lo devolvió de inmediato al cuidado de sus padres. En caso de que siga vivo, ahora tendrá 61 años. Quizá su voz ya no se parezca tanto a la de miss Gardner.

CULVER CITY (California) AP-Efe

?

Un muchacho que tiene una voz como la de Ava Gardner, empleó el teléfono para hacer pedidos por valor de cientos de dólares en artículos, dijo la policía.

Al llegar los pedidos, la actriz se negó a hacerse cargo de ellos.

La policía detuvo al niño, de unos doce años, en su domicilio, ayer, y lo ha registrado como sospechoso de haberse apropiado de grandes cantidades de género. Posteriormente fue puesto en libertad, pero sometido a vigilancia por sus padres.

El tribunal de delincuencia infantil ha dicho sobre este caso:

Por espacio de tres meses, el niño en cuestión, haciéndose pasar por la actriz, telefoneó a los estudios de la Columbia y de la M. G. M., ordenando distintos pedidos, tales como ramilletes de flores de 50 dólares de precio, artículos de manicura, aparatos de televisión y otros.

Los paquetes llegaban diariamente, cuando comenzaron a caer en sospechas, y entonces el niño les dijo que había sido miss Gardner quien se los había enviado.

Una de las veces la llamada telefónica se dirigió a Carl Lehr, uno de los guardas de la Columbia, diciéndole que se hiciera cargo de un niño y le diera una visita por los estudios cinematográficos. Lehr dijo que el haberse hecho cargo durante todo el día de satisfacer los caprichos del niño, y su entretenimiento, le había costado más de los cien dólares.

Uno de los empleados de Columbia, que conocía a la señorita Gardner por espacio de 17 años, dijo que la voz del teléfono era lo más idéntica posible a la de la arista.

Recopilado por Elena de la Riva y Mapi Rodríguez. Documentación de Heraldo de Aragón

Etiquetas
Comentarios