Despliega el menú
Comunicación

Ramón García: "La primera vez, en 1994, rechacé dar las campanadas"

Ha dado las uvas 13 veces en TVE y dos en Antena 3. El popular
presentador vasco vuelve esta Nochevieja a la Puerta del Sol de Madrid con Anne Igartiburu.

Ramón García y Anne Igartiburu darán las campanadas de este año.
Ramón García y Anne Igartiburu darán las campanadas de este año.
Juan Luis de Grado Cervantes

Un año más, Ramón García (Bilbao, 1961), como el turrón, vuelve a casa por Navidad. Ramón, además, está de aniversario: han pasado 20 años de la primera vez que dio las campanadas. En total lleva 15 ‘uvas’, 13 en TVE y dos en Antena 3.

Los Reyes Magos van con su corona y usted con su capa.

Aunque ellos son más veteranos que yo... Este año celebro el 20 aniversario de capa y de campanadas, que no está nada mal. ¡Tres décadas ya!

Se la regaló su mujer... El día que se le rompa va a ser un drama.

Bueno, la capa tiene historia... Los tres primeros años que di las campanadas eran del estilista de la televisión, porque pensé que solo las iba a dar una vez en la vida y llegó la primera, la segunda y la tercera. Y ya la cuarta creyendo que iba a ser la última, mi mujer me regaló una y es la que he llevado todo este tiempo.

Ha dado 13 veces las uvas en TVE. ¿Cuál es el secreto?

Hace 20 años, el realizador, Miguel Cruz, y yo diseñamos lo que todavía hoy se sigue emitiendo: unas imágenes perfectamente coordinadas con la voz del presentador. No queríamos caer en el miedo que existía a equivocarse.

¿Cómo fue esa primera vez en la que dio el ‘campanazo’?

Muy emocionante. Además, curiosamente, la primera vez que me ofrecieron las campanadas, en 1994, dije que no. Me llamó el entonces director de televisión española y me dijo: ‘Ramontxu hemos pensado que las des tú’. Querían que los presentadores que hacíamos la gala de fin de año, Ana Obregón y yo, hiciésemos también la retransmisión de las campanadas. Pero dio la casualidad de que esas Navidades, mi hermana, que había estado viviendo cinco años en Colombia, volvió a España y yo quería cenar con ella y con mi familia en Bilbao, así que las rechacé. Se quedó sorprendidísimo porque era la primera vez que alguien decía que no, pero lo entendió perfectamente. Y al año siguiente me dijo que si hacía falta que me trajese a mi familia a Madrid, pero que las diese. Las de 1995 fueron las primeras.

¿Se llevó a la familia a Madrid?

Sí, los tres primeros años vinieron, aunque tampoco pude estar mucho tiempo con ellos. Fíjate, he dado las campanadas de soltero, casado y ahora de padre. Son tres décadas, es parte de mi vida.

¡Y las dará de abuelo!

Hombre no sé... Ja, ja, ja ¡Espero que no!

Creo que a la una de la mañana cuando llega a casa, le tienen un platito preparado...

¡A la una es pronto! Ten en cuenta que acaba a las 12.05 o 12.10, y hay que esperar a que la Puerta del Sol se despeje. Al menos una horita echamos allí y al final llegas a las dos de la mañana.

¡Comerá los langostinos fríos!

No suelo comer mucho, pico lo justo para no tener el estómago vacío y poder tomarme una copita con los amigos y la familia.

¿Le hace ilusión la Navidad?

A mí nunca me ha gustado la Navidad. Lo que pasa es que desde que tengo hijas he recuperado un poco la ilusión.

Etiquetas
Comentarios