Comunicación

Televisión

Tres nuevas historias en 'Baby Boom'

El programa de la Sexta que se emite a partir de las 22,20 acogerá tres nuevas historias de partos cargadas de amor

Una noche más, el programa enseña que cada parto es un mundo. Unos lo tienen muy claro y otros quizá no tanto. En cualquier caso, parir puede ser una aventura y 'Baby boom' lo vuelve a comprobar.

En este episodio, llegan nuevas historias desde la sala de maternidad. Entre ellas, un bebé lleva el amor en el apellido, una pareja que ha vivido el embarazo a distancia, unos novios de la infancia unidos por el destino y un matrimonio paraguayo que habla guaraní en el paritorio.

Loli entra a la sala de partos con una semana más de gestación donde espera junto a David el nacimiento de su segundo bebé, Leyre. Y sabe que los apellidos van a ser el tema de conversación de las matronas. "Es que Loli se apellida Mora y yo Mena, entonces cuando los dices rápido pues suena Leyre 'Menamora'".

"Pero va a ser una rompecorazones", apostilla Loli. La espera hasta el nacimiento del bebé será larga y algo accidentada, sobre todo cuando la pareja empieza a notar un extrañísimo olor a quemado en el paritorio.

Por otro lado, al enamorarse de Albert, Marta se saltó las tres condiciones que se autoimpuso para encontrar novio: que no fuera menor que ella, que no tuviera novia y que no compartieran lugar de trabajo.

Esta pareja ha tenido que pasar el embarazo separados porque Albert trabaja en Munich. "Se lo tuve que contar por teléfono. Le desperté. Y dijo: ah, vale", dice Marta. Tras unos años de relación ambos esperan la llegada de Inés, una niña cuyo nombre han elegido por votación los amigos de la pareja.

Otra historia es la de Carlos Salvador, el bebé que espera un matrimonio criado en Paraguay y que habla guaraní. Magdalena, la futura mamá, declina el ofrecimiento de María, la matrona, cuando le propone ver el nacimiento de su hijo con un espejo situado frente a su cama.

Etiquetas