Branded

Luis Carlos Correas: "Es necesario premiar y hacer sobresalir el talento"

El vicerrector de Investigación, Posgrado y Empresa de la Universidad San Jorge asegura que el perfil de estudiante que buscan las empresas es una cuestión actitudinal.

Luis Carlos Correas es el vicerrector de Investigación, Posgrado y Empresa de la USJ.
Universidad San Jorge

Las prácticas constituyen el primer contacto con la realidad profesional. "La universidad termina y es necesario que exista un canal hacia el ámbito laboral y que las empresas den oportunidades a los alumnos para que vean lo que es el ejercicio de su profesión", explica Luis Carlos Correas, vicerrector de Investigación, Posgrado y Empresa de la Universidad San Jorge. Para Correas, Talento Aragón Joven es un programa de becas "especial", porque se trata de "una oportunidad para darse a conocer ante empresas que van a pelearse por ser atractivas para aquel estudiante que destaque".

El vicerrector cuenta que las compañías, más que un perfil concreto, buscan "una actitud", candidatos "abiertos a cambios, con ganas de enfrentarse a retos y seguir aprendiendo", pero, sobre todo, "personas honestas, íntegras y con valores", porque "cualquier decisión se sustenta en última instancia en la ética personal y profesional".

"Las universidades tenemos que hacer de altavoz hacia dentro, dejar claro a los alumnos que están a punto de salir al mercado laboral que tienen una oportunidad interesante y que deben tomársela en un sentido casi deportivo", expresa Correas. El mecanismo del programa Talento, que el vicerrector describe como "selectivo y muy competitivo", consta de varias etapas en las que los candidatos aprenden en situaciones diferentes. "Solo en el proceso de conseguir estas prácticas, los estudiantes ya se enfrentan un poco a la realidad al poder ser aceptados o no", asegura Luis Carlos.

Hace algún tiempo, premiar la valía de un alumno en detrimento de otro estaba mal visto. Los estereotipos han cambiado, pero aún queda trabajo por hacer. "Tenemos que quitarnos la vergüenza de hacer sobresalir el talento. No deberíamos tener reparo al hablar de personas con potencial que pueden ser un gran ejemplo para el resto. Todos somos distintos y tenemos motivaciones, pero necesitamos un proyecto. Ese es el reto de las universidades: con la cantidad de alumnos que tenemos, poder hacer algo especial y personal con cada uno", concluye Correas.

Etiquetas
Comentarios