Despliega el menú
Branded
Cebolla con denominación de origen

Cebolla con denominación de origen

En Fuentes de Ebro y los pueblos de su influencia se cultiva este alimento que se produce bajo tierra. El microclima estepario, ventoso y con escasas lluvias que soporta hace que tenga su característico sabor

Es una cebolla de sabor muy suave, tierna, jugosa, crocante y con escaso picor.
Es una cebolla de sabor muy suave, tierna, jugosa, crocante y con escaso picor.

La Cebolla Fuentes de Ebro con Denominación de Origen es unos de los productos aragoneses más reconocidos fuera de las fronteras de nuestra Comunidad Autónoma. La zona geográfica en la que se cultiva la Cebolla Fuentes de Ebro de Denominación de Origen está localizada en la ribera del río Ginel y del río Ebro, área que abarca los municipios de Fuentes de Ebro, Mediana de Aragón, Osera de Ebro, Pina de Ebro, Quinto y Villafranca de Ebro. El microclima estepario y ventoso de este enclave con escasas lluvias hace que tenga unos beneficios que la hacen única. "La Cebolla Fuentes de Ebro es digestiva, diurética, antioxidante y bactericida", señala Daniel Molina, presidente de la DOP Cebolla Fuentes de Ebro. En cocina, destaca por ser un alimento que carameliza sin necesidad de añadir azúcar por su dulzor natural.

La historia del cultivo de la Cebolla Fuentes de Ebro se remonta a tiempos de los romanos. En esa época, era considerado como un alimento con poderes curativos y que daba fuerza a los soldados. La llegada de los musulmanes a la zona hizo que se mejorara el sistema de riego. Se construyó un complejo sistema de acequias que iba de los azudes hasta los campos de la comarca y que aún se conserva en la actualidad.

La tradición del cultivo de la Cebolla Fuentes de Ebro ha ido pasando desde la antigüedad de padres a hijos. El punto culminante de este proceso ocurrió en el año 2010, cuando fue el primer alimento de este tipo que obtuvo una Denominación de Origen en España. No todas las cebollas tienen la categoría de DOP Cebolla Fuentes de Ebro. Cuando están en las tiendas de alimentación, deben ir junto a su etiqueta identificativa que consiste en el logotipo de la denominación de origen en blanco sobre fondo negro y su nombre.

Mucha parte del éxito de la cebolla Fuentes de Ebro con Denominación de Origen es gracias al proceso de recolección. El mismo es principalmente manual. Entre junio y diciembre se recogen millones de cebollas de sus variedades temprana y dulce que irán a parar a los hogares aragoneses, pero también a los restaurantes más selectos del mundo, en los que este alimento es parte de recetas que unen tradición y modernidad en un solo plato.

El reconocimiento internacional de la Cebolla Fuentes de Ebro con Denominación de Origen se basa en su suave sabor, que lo hace un complemento imprescindible para ensaladas, sopas y cremas con las que elaborar los menús de todo el año.

Pero la Cebolla Fuentes de Ebro con Denominación de Origen no está presente durante todo el año en las tiendas de alimentación. "Esta hortaliza es estacional, solo se puede encontrar en los mercados desde los meses de junio – julio hasta finales de año según la campaña", comenta Daniel Molina. El máximo responsable de la Denominación Cebolla Fuentes de Ebro hace referencia a la diferencia entre cebolla temprana y la que no lo es, ya que a pesar de ser de la misma variedad, cuenta con  periodos de recolección diferentes que hacen que no puedan estar en la lista de la compra durante todo el año.

Recogida manual

El proceso de recogida es uno de los secretos del éxito de la Cebolla Fuentes de Ebro con Denominación de Origen. Cada comienzo de temporada, llegan a los campos centenares de personas dispuestas a recoger con el mayor mimo posible uno de los mejores manjares de la huerta aragonesa en la actualidad. Es cuando las cebollas ya están preparadas para ser recogidas. Bastará que los encargado de la recolección se ayuden de sus manos para extraer las cebollas que se encuentran enterradas. Se tendrá que agarrar de la base del tallo y tirar hacia arriba hasta que salga la hortaliza entera. En el caso de que se encuentre muy enterrado o que la tierra esté muy seca y dura, puede ser necesaria la ayuda de alguna herramienta como una azada para facilitar la salida al exterior.

Entre junio y septiembre, se encontrarán en las fruterías las cebolletas o cebollas tiernas con Denominación de Origen Cebolla Fuentes de Ebro, que son fácilmente reconocibles por tener forma ovalada en la base y un tallo de color verde en la parte superior, a diferencia de la cebolla seca que no cuenta con él. Por lo que respecta a la cebolla dulce originaria de esta zona, estará disponible para ser degustada entre julio y diciembre, por lo que puede ser un alimento fundamental en las comidas y cenas de las celebraciones navideñas. Es de tamaño superior a la cebolla tierna. Será perfecta para ensaladas por las razones que da Daniel Molina. "Es una cebolla de sabor muy suave, tierna, jugosa, crocante y con escaso picor, de modo que tiene ausencia o leve retrogusto una vez que se ingiere en crudo", resalta sobre un alimento que cuenta con un amplio reconocimiento por parte de todas las personas que lo han probado.

El jueves 27  de diciembre, una nueva entrega de la colección de paños de cocina de HERALDO. Más información en promociones Heraldo. 

Etiquetas