Despliega el menú
Branded
¿La ortodoncia invisible es igual de efectiva que la de 'brackets'?

¿La ortodoncia invisible es igual de efectiva que la de 'brackets'?

Desde la clínica Doctor Toledo explican que la duración del tratamiento, la discreción y el dolor son los tres factores que más valoran los pacientes adultos a la hora de recurrir a una ortodoncia.

La ortodoncia transparente ha ganado popularidad en los últimos años y es igual de efectiva que la de 'brackets'.
La ortodoncia transparente ha ganado popularidad en los últimos años y es igual de efectiva que la de 'brackets'.
Freepik

La ortodoncia es un tratamiento muy relacionado con la salud bucodental de los más pequeños de la casa. Es a partir de los 6 años, cuando erupcionan los primeros molares definitivos, cuando se recomienda la primera revisión en el ortodoncista, pues permite detectar precozmente y corregir a tiempo cualquier anomalía en el desarrollo esquelético facial o la posición de los dientes. Así, es entre los 10 y los 14 años, cuando terminan de salir todos los dientes, cuando más tratamientos se realizan.

No obstante, "los grandes avances en esta especialidad han permitido que personas de cualquier edad se puedan someter a una ortodoncia", apuntan desde la Clínica Doctor Toledo, especialistas en este tipo de tratamientos. "En estos casos, el inicio de la ortodoncia presenta límites mucho más difusos, - explican-. Abarcan desde complejos por la estética de una sonrisa desalineada a dificultades masticatorias, pasando por la necesidad de recurrir a la ortodoncia para permitir la ejecución de otros tratamientos, como la reposición de piezas perdidas por implantes o el desarrollo de periodontitis por dificultad de la higiene".

En cualquier caso, el desarrollo de nuevas técnicas y el empleo de nuevos materiales ha permitido crear nuevos aparatos, "como los ‘brackets’ de autoligado, prácticamente invisibles, o los alineadores trasparentes, más compatibles con el estilo de vida de un adulto", apuntan.

Efectividad

A la hora de recurrir a una ortodoncia, en Clínica Doctor Toledo explican que, para los pacientes adultos, entran en juego tres factores fundamentales: duración del tratamiento, dolor y discreción. “Estas características se aúnan en un tratamiento de ortodoncia transparente: la técnica Invisalign”, añaden. Este tratamiento, muy popular en los últimos años, consiste en una serie de fundas transparentes de materiales termoplásticos que se van cambiando semanalmente, permitiendo dotar de mayor rapidez al tratamiento, “además de la innegable cuestión de la higiene y la estética”, explican. Antes de su colocación, el ortodoncista diseña el tratamiento por ordenador, simulando el resultado final y la sonrisa ya alineada, para poder ir ajustando dichas fundas.

Además de la estética, desde esta clínica dental también aluden a la comodidad "pues el tratamiento se prolonga entre 8 y 10 meses (con los ‘brackets’ es de año y medio) y no interfiere en la vida cotidiana, minimizando además las molestias y la aparición de urgencias".

Cabe recordar que una ortodoncia, además de ayudar a lucir una sonrisa alineada, también evita otros problemas dentales, como el apiñamiento, "disminuyendo así la acumulación de sarro y los problemas de encías derivados"; el contacto entre los dientes, "evitando grandes espacios que provocan el acumulamiento de comida y la halitosis"; la mejora de la función masticatoria por un incorrecto engranaje de las muelas; la recuperación de espacios perdidos o la mejora de cantidad de hueso "sin tener que recurrir a injertos para poder colocar implantes", concluyen desde la clínica.

Etiquetas