Branded

El Gobierno de Aragón invierte 35,6 millones en formación de trabajadores

La ‘Formación para el Empleo’ proporciona competencias y conocimientos que mejoran la empleabilidad de las personas a lo largo de su vida profesional.

Oficina de empleo del Inaem en Zaragoza.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2018, las personas con mayor nivel de estudios tienen un mayor atractivo en el mercado laboral, pudiendo establecerse una relación entre el nivel de estudios y la tasa de paro. En Aragón, esta tasa es del 9,87%, pero entre las personas con ‘Educación primaria o inferior’ sube hasta un 19,34%.  Sin embargo, entre quienes tienen acreditado un nivel de estudios de ‘Enseñanza superior’ solamente llega al 5,6%.

El nivel formativo, además de afectar al empleo, también guarda una relación con el salario percibido: a mayor nivel formativo, mayor retribución. Según la Encuesta de Población Activa de 2017, partiendo de valores promedio, un titulado universitario percibe un salario que es un 33,4% mayor que el de un titulado en bachillerato o Grado medio de Formación profesional y un 44,5% mayor que el de un trabajador con estudios como máximo de Enseñanza Secundaria Obligatoria. La brecha salarial entre los licenciados/graduados y las personas sin estudios puede alcanzar así los 13.639 euros anuales.

Con el objetivo de mejorar la empleabilidad de los aragoneses el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) desarrolla la ‘Formación para el Empleo’, que cuenta con una inversión de 35,6 millones de euros. Este sistema tiene la misión de formar y capacitar a las personas para el trabajo y actualizar sus competencias y conocimientos a lo largo de su vida profesional, además de favorecer la accesibilidad a las tecnologías de la información y comunicación.

Estos programas no solo benefician a los trabajadores, pues también contribuyen a la mejora de la productividad y competitividad de las empresas al poder disponer de los recursos humanos adecuados para cumplir sus objetivos.

Adaptado al mercado

Esta formación se programa en función de las necesidades detectadas a través de un sistema de análisis del mercado de trabajo en el que participan diversos analistas, tomando en cuenta numerosas fuentes de información así, la formación que se programa da respuesta a las verdaderas necesidades del mercado.

La nueva convocatoria para personas ocupadas amplía su presupuesto hasta 14,8 millones de euros; aumenta los sectores implicados (que pasan de cinco a ocho); y habilita nuevos programas de formación dirigidos prioritariamente a mujeres.

Por su parte, el programa para personas en situación de desempleo está cofinanciado por el Fondo Social Europeo a través del Programa Operativo de Aragón para el período de 2014-2020, ‘Construyendo Europa desde Aragón’ y cuenta con un presupuesto de 20,8 millones de euros y permitirá formar a más de 13.000 personas, que podrán adquirir las competencias necesarias para integrarse en el mercado laboral. Entre otras novedades, esta convocatoria cuenta con un plan dirigido prioritariamente a mujeres desempleadas, con el objetivo de potenciar su incorporación o permanencia en el empleo.

Estos dos programas se complementan con las ‘Acciones Formativas con compromiso de contratación’, una serie de ayudas directas a las empresas, para realizar la formación que les permita incrementar sus plantillas, diseñándola en función sus necesidades. Este instrumento tiene una gran importancia en la instalación de nuevas empresas en la Comunidad Autónoma y en el crecimiento y apertura de nuevas líneas de producción en las ya instaladas.

Los interesados en los citados programas de formación pueden obtener más información y preinscribirse a través de la aplicación de Inaem, gratuita y disponible en iOS, Android y Windows; en la página web www.inaem.aragon.es/cursos-de-formacion; en las Oficinas de Empleo y en los centros de formación donde se imparta la formación elegida.

Formación para trabajadores ocupados

Objetivo:este programa busca proporcionar los conocimientos y las prácticas adecuadas a las competencias profesionales requeridas en el mercado de trabajo y a las necesidades de las empresas. Presupuesto: 14,8 millones de euros. Destinatarios: los beneficiarios son prioritariamente personas trabajadoras ocupadas, que han de ser al menos un 70% del total de participantes en los distintos cursos. Programa: un primer bloque tiene una orientación sectorial, con programas compuestos por acciones formativas de interés para las personas trabajadoras de un determinado sector. Las acciones de estos programas también podrán dirigirse al reciclaje y recualificación de quienes procedan de sectores en situación de crisis. Se dotan con 6.000.000 de euros repartidos de la siguiente forma: comercio y marketing (un millón de euros); metal (800.000 euros); hostelería y turismo (un millón de euros); agrarias e Industrias Alimentarias: (un millón de euros); edificación y obra civil (800.000 euros); servicios sociales (400.000 euros); industria química y del papel (200.000 euros) y transporte (800.000 euros). Otra de ellas es la logística, que, aunque no se mencione expresamente, se encuentra repartida entre los sectores de comercio y marketing y el de transporte. El segundo bloque es formación transversal de carácter general, dirigidos a todo tipo de personas trabajadoras. Está compuesto por acciones formativas destinadas al aprendizaje de competencias transversales a varios sectores de la actividad. Este ámbito está dotado con 7.023.079 euros

Otras novedades: en esta edición también se han habilitado programas de formación transversales dirigidos prioritariamente a mujeres. Una programación específica en la que las mujeres deberán constituir al menos el 75% del alumnado que inicie las especialidades formativas que constituyen el Plan de Formación. Se dotan estas actividades con 1.833.333 euros.  Existirá, por otra parte, un plan de becas y ayudas dirigido a participantes con discapacidad y a personas desempleadas, que será convocado próximamente.Formación para trabajadores desempleados

Objetivo: este plan pretende ofrecer a las personas desempleadas una formación ajustada a sus necesidades individuales y a las del sistema productivo, que les permita adquirir las competencias requeridas en el mercado de trabajo y mejorar su empleabilidad. Presupuesto: 20,8 millones de euros. Destinatarios: en estos cursos los trabajadores desempleados han de suponer al menos el 80% del conjunto de los alumnos y alumnas participantes. En caso de quedar plazas libres, los trabajadores ocupados también podrán acceder, representando hasta un máximo del 20%. Estos planes se orientan también a aquellos colectivos con demandas formativas concretas. Como novedad este año, uno de estos planes, dotado con 3.866.666 euros, está dirigido prioritariamente a mujeres desempleadas, con el objetivo de potenciar su incorporación o permanencia en el empleo. Otros tres planes están dirigidos a personas con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción o recualificación; a trabajadores con bajo nivel de cualificación, facilitándoles la obtención de certificados de profesionalidad; y a la obtención de certificados de profesionalidad de niveles superiores, todos ellos con validez a nivel oficial en todo el territorio nacional y con reconocimiento europeo. Además de la formación presencial en las aulas, se realiza un módulo de formación práctica en empresas, que completa los conocimientos recibidos con la capacitación en un entorno real de producción.

Becas y ayudas: para facilitar el acceso a la realización de esta formación existirá también un programa de becas y ayudas a la conciliación y al transporte, así como para la contratación del servicio de apoyo necesario que facilite el aprendizaje de las personas discapacitadas en condiciones de igualdad. Esta línea de subvenciones está cofinanciada por el Fondo Social Europeo a través del Programa Operativo de Aragón para el período de 2014-2020, ‘Construyendo Europa desde Aragón’.

Etiquetas