Despliega el menú
Branded
Llega Arde Madrid, una retrospectiva canalla del franquismo firmada por Paco León

Llega Arde Madrid, una retrospectiva canalla del franquismo firmada por Paco León

La serie, que repasa la vida de Ava Gardner durante su etapa en la capital, fue estrenada la semana pasada en Movistar +.

Esta producción es una crítica en clave de humor y 'thriller' a una de las etapas del Franquismo en España.
Esta producción es una crítica en clave de humor y 'thriller' a una de las etapas del Franquismo en España.

La actriz estadounidense Ava Gardner se estableció en Madrid en 1961. España estaba por entonces sumida en el franquismo, pero la realidad se transformaba en las fiestas que organizaba en su casa de la calle Doctor Arce.

Arde Madrid, disponible en Movistar + desde el pasado jueves 8 de noviembre, refleja esa vertiente oculta de la dictadura, con todo lo que conlleva. Visiones enfrentadas representadas por Debi Mazar (en la piel de la conocida estrella) e Inma Cuesta, que da vida a una instructora de la Sección Femenina fiel a Franco y a sus principios.

Pero la visión de Paco León, al frente de la serie junto a Anna R. Costa y protagonista de la misma, va más allá: retrata en blanco y negro –hito en las series de televisión españolas- un submundo cargado de música, etnias y personajes oprimidos. Y no está solo: le acompañan nombres como los de Eugenia Martínez de Irujo (que interpreta a su madre, la Duquesa de Alba), Melody como Carmen Sevilla o Martiola Fuentes como Lola Flores.

Una realidad nocturna

Arde Madrid comienza cuando una comisaria franquista (Carmen Machi) ordena a una instructora de la Sección Femenina (Inma Cuesta) vigilar la llegada de Gardner haciéndose pasar por su criada. Con ella trabajará un ayudante (Paco León) que hace las veces de chófer de la artista y otra sirvienta (Anna Castillo), ajena también a lo que se oculta en las noches de desenfreno del inmueble madrileño.

El toque de Paco León, definido ya en obras como Carmina o revienta y Kiki, el amor se hace vuelve a estar presente en la serie, una crítica en clave de humor y 'thriller' a una de las etapas del Franquismo en España.

La serie es una llamada al destape, pero no se ha quedado en la pantalla. Mediante el hashtag #ARDEMADRID, muchos rostros conocidos se han hecho eco del estreno mediante publicaciones de desnudos que han puesto el acento en la censura que hoy en día imponen las redes sociales.

Arde Madrid es más que una serie de ficción histórica. Es también un llamamiento a la personalidad, la alegría, el desenfreno y la libertad sexual en etapas oscuras, y un homenaje a todas aquellas voces que, entonces silenciadas, encontraron su ventana de expresión en tablaos y fiestas clandestinas.

Etiquetas