Branded
Biescas, un oasis de naturaleza a las puertas del valle de Tena

Biescas, un oasis de naturaleza a las puertas del valle de Tena

A orillas del río Gállego y a pie de algunos de los picos más altos del Pirineo, este municipio oscense se presenta como el lugar idóneo para practicar deportes de montaña.

El río Gállego a su paso por Biescas.
El río Gállego a su paso por Biescas.
Javier Blasco/Heraldo

Situada sobre un antiguo valle glaciar, Biescas recuerda su pasado y presente a través de unas estructuras que atrapan a quien visita este significativo enclave geográfico oscense, que sirve como entrada al valle de Tena.

A orillas del río Gállego y a pie de algunos de los picos más altos del Pirineo, este municipio se presenta como el lugar idóneo para practicar deportes de montaña.

Tradicionalmente agricultora y ganadera, Biescas se ha asentado a lo largo de los últimos años como un importante centro de turismo rural debido a su privilegiada situación geográfica y a su belleza incalculable.

Esta localidad se ha transformado paulatinamente en un atractivo centro de ocio y de actividades deportivas con el objetivo de dotar a la zona de todo lo necesario para atrapar a quienes se acercan a visitarlo. Unos servicios que permiten disfrutar plenamente de su entorno natural y que han convertido a este lugar en un espacio difícil de olvidar para aquellos que se acercan hasta el municipio.

Vuelta al pasado

Esta puerta al corazón del valle de Tena es también un paraíso patrimonial. Ubicados en la explanada de Santa Engracia, cerca del camino que asciende a la ermita de Santa Elena y dentro de la delimitación de Biescas, se conservan dólmenes neolíticos que sorprenden a quienes los descubren.

Biescas fue ya, en tiempos remotos, una encrucijada de calzadas romanas, caminos reales y vías de comunicación que cruzaban el único puente posible para acceder a los valles de Tena y Ara. Ahora, dividida en dos barrios bien definidos –El Salvador y San Pedro, ambos presididos por las iglesias que les dan nombre– se presenta como una localidad de estética pirenaica que se mimetiza completamente con el paraje natural que la envuelve.

El apunte: Biescas Aventura

Correr, saltar e incluso volar es posible por los circuitos de arborismo de Biescas Aventura. En el parque de Arratiecho, a tan solo 800 metros de la plaza del Ayuntamiento de la localidad, se ha construido un parque espectacular para intrépidos. Con nueve circuitos y más de 80 juegos de diferentes niveles de dificultad, se ha convertido en el mayor parque de aventura de árboles de toda la cordillera. Se presenta como un espacio para todos donde la diversión está más que asegurada.

No dejes de ver...

La llegada de la primavera. Centrada en la horticultura, floricultura y jardinería, la feria de Primavera llena de vivos colores la localidad oscense a mediados del mes de mayo. La vuelta del otoño. Ganadería, artesanía, actuaciones, exposiciones y degustación de productos esperan a locales y visitantes en la feria de Otoño. Se trata de uno de los principales acontecimientos de Biescas, que tiene lugar a finales del mes de octubre.- Ir al especial 'Impulsa Aragón'

Etiquetas