Branded
Suscríbete por 1€

China, el mercado internacional en el que más crecieron las exportaciones españolas en 2017

El gigante asiático ocupa el décimo puesto en la lista de importadores de productos españoles, cifra que creció un 29% el año pasado.

China consume más de 6.257 millones de euros en bienes españoles.
China consume más de 6.257 millones de euros en bienes españoles.

En 2017, China fue el mercado internacional en el que más crecieron las exportaciones españolas -un 29,4%-. Actualmente, el país asiático ocupa la décima posición en el ranquin de los países que más productos nacionales absorben -con un volumen total de 6.257,6 millones de euros-, distanciada siete puestos de su vecino Japón -con 2.446,3 millones-.

El año pasado, el aumento total de las ventas a Asia, excluido Oriente Medio, fue del 11,2%. En el otro lado de la balanza comercial, China obtiene el bronce en las cifras de importaciones en el mercado nacional -25.661,9 millones-, seguida de Japón -en el puesto número 18, con 3.928,3 millones- e India -3.877,4-. Tanto el mercado chino como el indio, países con una fuerte demanda interna, ya que albergan, entre los dos, a unos 2.700 millones de habitantes, se caracterizan por la gran diversidad de estilos de vida de su población, motivados por las enormes diferencias en los niveles de renta.

Una Corea emergente

Siguiendo los pasos de China y Japón, Corea del Sur se ha convertido en el tercer cliente asiático de España. Algunos de los sectores que, actualmente, ofrecen mayores oportunidades son los dedicados a los productos agroalimentarios y los vinculados a la industria del lujo. En tan solo tres décadas, Corea del Sur ha pasado de ser una de las naciones más pobres del mundo a ocupar un lugar entre las 15 economías más fuertes del globo, además de ostentar el tercer puesto de Asia. En 2011, la entrada en vigor del Acuerdo de Libre Comercio UE-Corea supuso la apertura de nuevos horizontes para las empresas europeas.

Resiliencia

Un informe publicado en 2017 por el Banco Mundial pronosticaba, para este año, que el crecimiento en Asia oriental y el Pacífico mantendría su resiliencia -capacidad de un sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido-.

Para la consecución de este fin, el estudio recomendaba a las diferentes naciones integrantes de la región continuar abordando algunos de los problemas estructurales de sus sistemas económicos, como las vulnerabilidades macroeconómicas, la precariedad del gasto público y la necesidad de promover la integración de los diferentes mercados, formulando políticas que tengan en cuenta estas debilidades.

Según las previsiones del documento, la economía de China continuará desacelerándose gradualmente en 2018, por lo que se prevé que el país crezca a un ritmo del 6,3% este año. En el resto de la región, incluidas las grandes economías de Asia sudoriental, se espera que el aumento repunte ligeramente hasta alcanzar el 5,1% este ejercicio. Además, las economías más pequeñas se verán beneficiadas por la vitalidad de sus vecinos.

- Ir al especial 'Aragón y el mercado asiático'

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión