Branded

Un invitado sobre ruedas

La llegada de los novios al lugar del enlace tiene que ser brillante, espectacular. Y es aquí donde los coches de boda o vehículos nupciales, se la juegan.

Ellos y ellas prefieren la sofisticación de un coche antiguo o clásico, o la elegancia y el lujo de una imponente limusina.
Ellos y ellas prefieren la sofisticación de un coche antiguo o clásico, o la elegancia y el lujo de una imponente limusina.

Todos esperan ese momento mágico que marcará, sin duda, el resto de la ceremonia: la llegada de la novia al lugar del enlace. Por eso, este momento tiene que ser brillante, espectacular... una auténtica entrada triunfal. Y es aquí donde los coches de boda o nupciales ­la opción preferida por la mayoría de parejas­ se la juegan.

Tradicionales o arriesgados

Tanto el vehículo como la decoración tienen que ir acordes con la temática de la boda, tiras, flores, moños blancos... para los más tradicionales, o detalles más arriesgados, si los novios han decidido sorprender a todos sus invitados a lomos de una deslumbrante moto con sidecar o en una nostálgica furgoneta, ideal para los que quieran hacer una entrada realmente única y se identifiquen con el más puro estilo ‘boho chic’. Aunque esto no suele ser lo más habitual y ellos y ellas prefieren el glamur y la sofisticación de un coche antiguo o la elegancia y el lujo de una imponente limusina.

Para princesas y príncipes

Los clásicos ­escarabajos, minis y 600 a la cabeza­ también tienen sus adeptos y aportan ese toque personal y simpático. Y qué decir de ese icónico descapotable rojo... Pero, si de princesas y príncipes se trata, la elección no deja lugar a dudas: aparecer en la puerta de la iglesia, en la finca o en los juzgados con un magnífico carruaje tirado por caballos blancos, no tiene parangón.

Protagonista para el recuerdo

Como los novios, el coche nupcial exige su protagonismo y quedará en el recuerdo fotografiado, mientras la pareja desciende de él o se despide de sus invitados, a través del cristal de la ventanilla, rumbo hacia una nueva etapa de su vida.

Para sentirse únicos también después de la ceremonia

Tras la ceremonia civil o religiosa, la salida de los novios, ya como esposos, sigue acaparando toda la atención que marca el protocolo. Y el mismo vehículo con el que comenzó todo los llevará al lugar donde se celebrará el banquete nupcial y la fiesta. Ella debe ir sentada siempre en la parte derecha trasera del vehículo; él, en la izquierda. Y un detalle importante: el asiento delantero, junto al conductor, siempre debe ir vacío para no robar protagonismo a la pareja.

Mucho glamur con un toque de sofisticación

Los coches antiguos, por lo general, enamoran y son los preferidos por los novios para desplazarse el día más especial de sus vidas. En las casas de alquiler suele haber diferentes modelos para elegir, aunque los más buscados y deseados son los Mercedes, Rolls Royce o Bentley.

Etiquetas
Comentarios