Branded
Zaragoza y Nicaragua: 25 años unidos por el desarrollo local

Zaragoza y Nicaragua: 25 años unidos por el desarrollo local

Las personas jóvenes son, junto a las mujeres y la infancia, los principales destinatarios de las acciones de cooperación al desarrollo en las que participa el Ayuntamiento de Zaragoza.

Instalación de placas solares en Achuapa, Nicaragua.
Ayuntamiento de Zaragoza

Este año se cumplen 25 años del Hermanamiento entre Zaragoza y León, en Nicaragua, una ciudad de más de 220.000 habitantes, donde los menores de 15 años suponen el 45% del total de la población del municipio. Es también una zona universitaria que atrae a estudiantes de toda Nicaragua, así como de países vecinos como Honduras o El Salvador. Por ello, la juventud, la infancia y la educación son las principales líneas de trabajo de Cooperación al Desarrollo que se realiza desde el Ayuntamiento de Zaragoza, en el que tampoco faltan iniciativas relacionadas con el voluntariado, las mujeres y la igualdad de género y la mejora de la calidad de vida.

Junto a entidades como Más Vida, YMCA o Familias Unidas, la ciudad de León, el departamento de Rivas o el municipios de Estelí se han beneficiado de proyectos centrados en la sensibilización y el trabajo con los jóvenes en el medio rural, el apoyo educativo y estructural en los centros de enseñanza locales o el trabajo junto a organizaciones de mujeres para el fomento de una cultura de igualdad de género y para prevenir y luchar contra violencias machistas, así como con el fin de promocionar el voluntariado. Otras líneas de lo más de 80 proyectos puestos en marcha en León se han dedicado a cubrir la necesidades básicas y de salud de varias comunidades, con la mejora de pozos de abastecimiento, la reforma y mejora de viviendas y granjas o impulsando la formación profesional y acciones de emprendimiento microempresarial en materia medioambiental y de Derechos Humanos, como el destinado a la prevención de la explotación sexual infantil.

Desde el consistorio destacan que se trata de "un proyecto realizado por personas y con personas", puesto que no entienden la cooperación como una ayuda a los pueblos más desfavorecidos, sino como un proceso en el que varias partes actúan de forma conjunta para, en este caso, fomentar el desarrollo local.

En ese sentido, los colaboradores sobre el terreno -la Asociación Hermanamiento León (Nicaragua)-Zaragoza (España), ECODES (Ecología y Desarrollo) y Alcaldía de León (AML)- han trabajado también en la mejora del entorno urbano y rural, sistemas de agua y saneamiento y obras de  mejora en los barrios de la ciudad. Una de las novedades de la cooperación con la ciudad  es el apoyo en materia de desarrollo turístico, a través de la constitución de un equipo de informadores, proceso que está siendo guiado por personal de Zaragoza Turismo.

Entre las acciones más destacadas

Dos de las acciones más recientes son el trabajo Reparto Tomás Borge, el programa de dinamización juvenil (información y empleabilidad) en el que han colaborado CIPAJ y Zaragoza Activa, y la reforma de la Escuela de Música de León, proyecto de la AML en el que el Ayuntamiento de Zaragoza aporta fondos para la rehabilitación, además de una importante línea de colaboración técnica abierta con la Escuela Municipal de Música y Danza de Zaragoza.

Además, se está impulsando de manera significativa la cooperación técnica directa entre León y Zaragoza, implicando a distintos servicios municipales: Ciclo Integral del Agua, Zaragoza Turismo, Escuela Municipal de Enseñanzas Artísticas, Bibliotecas Municipales, Universidad Popular de Zaragoza, Casa de la Mujer, CIPAJ y Zaragoza Activa.

A todo este trabajo se suma los vínculos solidarios y la tradición de colaboración de los zaragozanos con el pueblo de León, respondiendo a los llamamientos del municipio de León en situaciones de emergencia, como las que se sucedieron con motivo del maremoto, la erupción del volcán Cerro Negro y, especialmente, el huracán Mitch, en 1998. También se ha experimentado un incremento de la presencia de cooperantes zaragozanos y de los propios trabajadores municipales que han realizado estancias solidarias en León, aportando sus conocimientos y habilidades profesionales en los proyectos desarrollados.

En cifras

Los vaivenes económicos no han impedido que el Ayuntamiento lleve realizando, desde 1992, sucesivas convocatorias anuales de subvenciones para cooperación al desarrollo, siendo el de Zaragoza uno de los primeros ayuntamientos españoles en poner en marcha este tipo de ayudas públicas.

En el año 2016, la aportación económica fue de 2.631.341 €, colocando a la ciudad como el segundo municipio del estado español en presupuesto destinado a cooperación al desarrollo. Una cifra que crecerá en los próximos años, puesto que el alcalde, Pedro Santisteve, se ha comprometido a aumentar el presupuesto destinado a este tipo de actividades de cara a 2018 y 2019, con el objetivo de que se aproxime lo máximo posible al 0,5% del presupuesto municipal al final del mandato de la actual corporación.

Etiquetas