Despliega el menú
Branded
Suscríbete

Descanso de calidad

El cambio de hora puede afectar a nuestro organismo
Reloj

Lo que necesita dormir una persona es variable. Lo convenido en adultos sanos es dormir entre siete u ocho horas. Sin embargo, el que sea o no suficiente, no está determinado por el número de horas que se descansa, sino porque en ese tiempo se consiga el descanso deseado y necesario.

Hay personas que duermen seis horas y se sienten bien y con energía al día siguiente. Aunque duerman poco no se puede decir que sufran ningún problema. Otras, en cambio, duermen ocho horas y se levantan muy cansadas porque su sueño es de baja calidad.

Para que esto último no suceda, se recomienda seguir una serie de consejos. Entre las medidas que favorecen un sueño reparador se encuentran: adoptar unos horarios regulares; evitar las cenas copiosas y pesadas; practicar ejercicio físico; relajarse unos momentos antes de acostarse; y mantener el dormitorio oscuro y en unas condiciones óptimas de temperatura.

Volver a la portada de la información de Pikolin.

Etiquetas