Despliega el menú
Branded

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

Cuidar la base del descanso

Es preciso tener en cuenta que la almohada debe asegurar que las vértebras formen el mismo ángulo que cuando se está de pie. La columna debe quedar recta y en posición natural.

Base del descanso
Base del descanso

Los expertos en sueño consideran que para elegir la almohada más adecuada hay que determinar qué tipo de durmiente somos. Fundamentalmente, qué postura solemos adoptar para dormir.

Si se duerme de lado, la almohada debe permitir que el cuello descanse en posición horizontal y esté alineado con la columna vertebral. Para ello, se requerirá que sea lo suficientemente gruesa y firme. En cambio, si se descansa boca arriba, se necesitará una almohada de firmeza y grosor intermedios que le dé soporte al cuello. Para los que duermen boca abajo, lo mejor es optar por una almohada blanda y fina. Y para los que se mueven mucho durante la noche, la elección más adecuada es una de firmeza media.

En el momento de elegir la almohada, es importante comprobar la composición y las propiedades de sus rellenos: fibra, visco, látex, hipoalergénicos, antiácaros, etc. Además, para decidir entre varios productos, es conveniente probar las almohadas sobre un colchón lo más parecido posible al que vamos a utilizar, manteniendo la posición habitual al dormir. La elección dependerá de con cuál de ellas nos encontramos más cómodos.

Volver a la portada de la información de Pikolin

Etiquetas