Despliega el menú
Blog
Suscríbete

¿Y si queremos un jardín dentro de casa?

Imagen Begonia_x_tuberhybrida_1005Pink1
Imagen Begonia_x_tuberhybrida_1005Pink1

No es difícil disfrutar del colorido si se sabe qué variedades se dan mejor en nuestro hogar. Solo hay que intentarlo

La begonia es un clásico. Si se riega el plato en lugar de la tierra, se evita la pudrición. BOTBIN/ WIKIMEDIA COMMONS

Es habitual que las revistas y secciones orientadas a la jardinería se centren en el espacio exterior:jardines, terrazas, balcones... Pero lo cierto es que son mayoría los que han de disfrutar de la naturaleza dentro de casa. No se prodiga mucho la información y la mayoría se conforma con potos, coleos y flores de pascua y, como mucho, algún espatifilo y anturio. Pero hay más variedad, mucha más, y con un poco de maña y valentía el hogar se puede convertir en un precioso jardín sin un esfuerzo desmedido.

Cuando hay mucha luz

Si la casa es muy luminosa, entonces hay poco problema. Son muchas las plantas de interior con flor que crecerán a gusto. Eso sí, siempre y cuando el sol no les dé directamente. Hay que recordar que las plantas de interior son típicas de lugares tropicales, donde están protegidas por las copas de los grandes árboles. Se pueden plantar alegrías, violetas africanas, kalanchoe, orquídeas, bromelias... Dado que hay tanta variedad, lo mejor es preguntarnos si queremos perder tiempo con ellas. Algunas, como la azalea, requieren riegos especiales y cambios de tierra...

Para casas con niños

Estas son ya palabras mayores. ¿Qué podemos tener en un hogar donde hay caos y algún que otro accidente?El ciclamen aguanta mucho, y en caso de romperse la maceta puede resurgir al año siguiente. También los jacintos e iris se pueden plantar en otoño para disfrutarlos en Navidad. Una vez pasada la fecha, se guardan los bulbos en una caja de tierra, a salvo de cualquier desastre. El kalanchoe soporta mucho trote, y resulta entretenido para multiplicar:los niños disfrutarán cogiendo alguna de sus hojas, semienterrándolas, y esperando a que resurgan como nueva planta.

Para perezosos

A veces no hay tiempo (ni ganas) de cuidar de las plantas, así que conviene optar por variedades de fácil floración y crecimiento. El espatifilo gusta porque florece con profusión y solo necesita un lugar luminoso y un riego semanal. La alegría apenas necesita atención, solo un lugar libre de corrientes de aire, con mucha luz, y un riego moderado. Y la violeta africana se da bien en casi cualquier ambiente, solo hay que tener cuidado que no coja alguna plaga de araña roja. Si ocurre, es porque hay demasiado calor y sequedad en el ambiente.

La azalea requiere tierra húmeda. JAMAIN/ W.C.

La vanda florece en habitaciones muy frescas. W.C.

El senecio quiere casas sin calefacción. FANGHONG/ W.C.

La gardenia necesita humedad. ERIN SILVERSMITH/ W.C.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión