Despliega el menú
Blog

Blog - Al Alba

por Mariano Gistaín

Preparando el viernes

Los gobiernos preparan nuevos planes para todo lo que han destrozado en estos años de motosierra. Los que más han recortado ahora tienen que demostrar el triple de ilusión, más cosas, más folios, más pdfs. Sudan los subsecretarios redactando epígrafes, epítomes y prefacios, desde aquí puedes verlos a toda prisa, lentamente, con la parsimonia de un Estado que respeta y vive de los puentes y las pausas. El Día del Trabajo, San Jordi, San Isidro Labrador y todo el santoral laico y católico desplegado en los manteles donde se preparan los densos powerpoints de los diversos y dispersos gobiernos que se vuelcan estos días en hacer algo a toda prisa lentamente. Pero ¿qué? Por el empleo y contra el paro, etc. Para abreviar las pensiones, para resumir en algo inteligible la selva de contratos laboríferos. Los gobiernos, uf, se afanan en espolear a las hileras de subsecretarios y amanuenses, redactad, redactad, malditos, algo que podamos llevar por un lado a Europa y por otro ante las fauces locales, que se rebelan por taifas, algo que podamos echar a la jauría el viernes, antes de que se arme una degollina y las mujeres de la limpieza nos saquen a patadas de nuestros cuchitriles blindados. Se afanan los gobiernos múltiples, respectivos, solapativos, confundidos ya en sus flecos, sobriedades y sobres y mangoneos universales, no hay forma de cuadrar los datos, los censos... nada. Se afanan a estas horas últimas del caos cotidiano ministerial mientras atruenan esos teléfonos autonómicos a protestar y pedir instrucciones a la vez, entre el pelotilleo sumiso y la amenaza larvada, el insostenible gallinero interior, y alguien que atienda a las eléctricas, por Dios, que son nuestra jubilación y el pan de los hijos, alguien que calme a las autopistas. Ya voy, ya voy, un poco de paz o mando a los antidisturbios que disuelvan hacia dentro. En estas que el Rey devuelve el yate, a partir de mañana hay que pagar el amarre. Ya van a estar los planes contra el paro, contra las pensiones, contra los contratos múltiples, la ley de emprendedores, las subvenciones a los que quieran emigrar, la ley de subvenciones a sobrinos para la ciencia... todo a la vez, sin un euro, sin créditos, sin ideas, sin tiempo... y Merkel que no deja de dar la lata. En medio de este barullo alguien tiene que sacar tiempo para Bárcenas y sus papeles, y los jueces, que no dejan ni gobernar. ¿Pero de dónde han salido tantos jueces? Hay que hacer algo para echar en la rueda de prensa del viernes, uf, qué pronto llegan los viernes. ¿Qué tenemos esta semana, Sorayica?

Etiquetas