Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Barricada: hay vida después de 'El Drogas'

Cuestión sustancial con este nuevo disco, 'Flechas cardinales', era ver si había vida en Barricada más allá de su cantante Enrique Villareal, 'El Drogas', después de abandonar el grupo o que le echaran, que no está claro. Y vaya que si la hay. Hombre, tampoco es que hubiera que reemplazar a Sinatra, Jim Morrison, Bono o Elvis. La voz de 'El Drogas' no es que sea única ni difícil de reemplazar, así que no han tenido que hacer un fatigoso casting para buscarle sustituto. De hecho, todo ha quedado en casa: Boni, que ya alternaba con 'El Drogas', ha tomando solventemente el relevo, en comandita con Alfredo, y por ahí, Barricada ha salido airoso. Como ocurre que en un grupo como este lo que de verdad marca e impacta –ello sin desmerecer las voces- son los instrumentos, y sobre todo las guitarras, pues asunto resuelto, hay vida, digamos que las flechas cardinales van directas a la diana. ¡Cómo suena el tándem guitarrero. ¡Cómo pega el estéreo en alguna canción, caso de 'Punto de mira'!

El rock suburbial, callejero y sudoroso de los navarros sigue pues mostrando su potencia y su 'pasión por el ruido' de siempre. Las trece canciones, con tres baladas por medio, caso de 'Eclipse', 'Como el invierno', y sobre todo la amorosa 'Imán', son correosas, cañeras y especialmente coreables, para vociferarlas en directo con una buena birra en la mano. Las letras también rayan a buen nivel, mostrando el tono comprometido de siempre y una variedad de temas amplia: la vacuidad con que se gasta el dinero en cosas inútiles ('Punto de mira'), la fortaleza ante las 'hostias' de la crisis ('Aguardiente'), los vaivenes de la vida ('El muelle'), el ecologismo y el cambio climático ('Como el invierno'), el 15-M ('Hasta diez'), el amor ('Imán'), la vida sin dogmas ('Rugir y morder'), la creación ('Flechas cardinales'), el compromiso y las ganas de escenario del trío tras la salida de 'El Drogas' (P'a enredarte)…

No creo que los seguidores del grupo puedan sentirse defraudados ante lo que ofrece este nuevo disco, recién llegado al mercado, aunque es lógico que más de uno eche de menos a Enrique. Pero era esto o que el grupo muriera. O sea, un caso preclaro de supervivencia sin el cantante original.

No es un grupo Barricada que figure en mi lista de devociones máximas, pero lo respeto mucho y valoro el hueco abierto en el rock español, siguiendo la estela de Rosendo, AC/DC, Motorhead y otros grupos cañeros. Las veces que les he entrevistado se han mostrado como unos tíos humildes y afables y casi hasta apocados, lo que contrasta con la dureza de sus canciones. Parecen buenos tipos. Las apariencias engañan, obviamente.

Detesto, eso sí, el clip con el que promocionan este álbum. No por cuestiones musicales, visuales o formales, sino por el contenido. Repudio todo tipo de violencia y ver a un tipo pegando tiros y matando gente, como si estuviera jugando a la play, no es algo que me emocione, todo lo contrario, pero allá cada cual.

http://www.youtube.com/watch?v=AcMqMQCU1BY

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión